Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a cuatro personas como responsables de estafar a una discapacitada a la pena de un año de prisión para cada uno de ellos. Los cuatro acusados se valieron de la discapacidad psíquica de una amiga para comprar móviles por valor de 2531,76 euros. El Tribunal ha apreciado la concurrencia de atenuante al haber reparado los encausados el daño a la víctima.

Una de las acusadas, María G. G., de común acuerdo con los otros tres encausados, Alejandro C. G., José María G. H. y Raquel P. J., se valieron de la imputabilidad completa excluida por retraso mental de una amiga para adquirir dos móviles valorados en 1.278€. Así, lograron que la víctima comprase dos teléfonos móviles, domiciliando la entrega en la vivienda de dos de los acusados.

Los magistrados recogen como hechos probados que, visto el éxito de la operación comercial fraudulenta, en fechas posteriores y con idéntico objetivo económico, las encausadas MARÍA G. G. y RAQUEL P. J. se dirigieron a otra tienda de telefonía consiguieron que su amiga discapacitada comprará otros dos teléfonos móviles, valorados en 674’76€ y 579€, respectivamente, y domiciliándose de nuevo la entrega en el domicilio de dos de los encausados.

Así mismo, la encausada María G. G., quién sabía que su amiga que sufría una discapacitada mental había recibido de su madre la suma de 9.475€, la engañó para que efectuara dos extracciones, cada una de 500€ y otra de 1.000€, cantidades que hizo suyas. Del mismo modo, logró que transfiriera 7.417’08€ a otra cuenta de su titularidad.