Huesca vibra con el chupinazo - HOY ARAGÓN
Domingo, 19 de Agosto de 2018

Como estaba previsto a las 12:00 de la mañana se ha lanzado el cohete anunciador de las fiestas de San Lorenzo 2017, momento en que todos los oscenses y los que visitan estos días la ciudad, han estallado de alegría y vibrado con el estruendo en la plaza de la Catedral. El Hospital San Jorge que este año cumple 50 años, ha sido el encargado de dispararlo, si bien en este acto ha estado representado por una de sus trabajadoras más antiguas, Asunción Lanao Otín.

Durante el lanzamiento del cohete, se ha producido un incidente ocasionado por la explosión del cohete. Habitualmente estos cohetes son lanzados al aire y su explosión se produce lejos de los peñistas que se concentran en la Plaza de la Catedral, pero en esta ocasión, ha rebotado en un tejado y la explosión se ha producido a escasos metros de las personas congregadas, aunque no ha provocado ningún daño, y todo ha sido una pequeña anécdota. 

Momentos antes al lanzamiento del cohete anunciador, el alcalde de la ciudad ha impuesto la parrilla de oro a los Danzantes de Huesca, que durante las fiestas realizan uno de los momentos más emotivos y esperados de las fiestas de Huesca.

Asunción Lanao Otín comenzó a trabajar como auxiliar de enfermería en el Hospital San Jorge de Huesca el 1 de julio de 1971. Esta mañana, ha sido la encargada de encender el cohete anunciador del comienzo de las fiestas de su ciudad. El Hospital San Jorge, fue elegido en votación popular para este evento y ella, que es la trabajadora en activo que más años lleva en el centro, ha sido la representante de todos sus compañeros en el balcón del Ayuntamiento.

Tras lanzar el cohete anunicador de las fiestas, Lanao ha dicho que es una sensación que “no se puede explicar”. “Es tener un nudo en la garganta que casi te impide respirar de la emoción y la ilusión”, ha detallado la vetarana. Además, ha destacado la importancia y el orgullo de representar a los 200 trabajador del Hospital San Jorge y ha confesado que tener a toda Huesca mirando hacia el balcón es algo que “impresiona mucho”.

Actividad del centro
Actualmente, el Hospital San Jorge de Huesca cuenta con 257 camas funcionantes. En 2016 ha registrado en torno a 10.300 ingresos, más de 600 partos, 151.000 consultas externas, 6.500 intervenciones quirúrgicas, 20.000 pruebas de radiodiagnóstico entre TAC, Mamografías y Ecografías, así como 59.400 pruebas radiológicas simples.

El centro cuenta con los siguientes servicios: análisis clínicos, anatomía patológica, anestesiología y reanimación, angiología y cirugía vascular, aparato digestivo, cardiología, cirugía general y digestiva, cirugía ortopédica y traumatología, cuidados intensivos, dermatología, endocrinología y nutrición, farmacia hospitalaria, ginecología y obstetricia, hematología y hemoterapia, medicina interna, medicina preventiva, microbiología, nefrología, neumología, neurofisiología, neurología, oftalmología, oncología médica, otorrinolaringología, pediatría, prevención de riesgos laborales, psiquiatría, radiodiagnóstico, rehabilitación, reumatología, urgencias y urología.

Inaugurado un 14 de noviembre
La Residencia Sanitaria “San Jorge” se inauguró el 14 de noviembre de 1967, teniendo una actividad fundamentalmente quirúrgica, aunque también tenía especialista en medicina interna y pediatría. El proyecto lo realizó el arquitecto Fernando García Mercadal y se eligió ese nombre por estar ubicado a los pies del cerro y ermita de San Jorge, del siglo XV. Aquel primer edificio tenía seis plantas, unas 200 camas y supuso una inversión de algo más de 120 millones de pesetas.

Progresivamente se fueron incorporando especialidades y servicios centrales, como la UCI o el laboratorio de Anatomía Patológica. Los primeros MIR se incorporan en 1984 y, en 1986, la Ley General de Sanidad universaliza la asistencia sanitaria y da un nuevo impulso a todo el hospital. En los años 90 el centro fue reformado, incluyendo una nueva planta destinada a los pacientes de Salud Mental.