Jueves, 19 de Octubre de 2017

El sindicato CSL ha criticado hoy el “decretazo” del alcalde, Pedro Santisteve, por el que se suspenden las vacaciones de los policías locales para las próximas fiestas del Pilar. Desde CSL se estudiará las posibles medidas a adoptar tanto jurídicas como compensatorias.

Como sindicato profesional mayoritario en el colectivo de Policía Local, CSL advierte no obstante, que “el mayor culpable” de esta situación es el superintendente jefe del Cuerpo, por su “alarmante” falta de previsión y darse cuenta “quince días antes” de las fiestas patronales de que “le falta gente”.


Publicidad

Denuncian desde el sindicato que en la decisión de suspender las vacaciones, el superintendente recurra a los atentados de Barcelona y Cambrils, a la situación política actual de Cataluña y la falta de personal, pero que en diez años no haya querido llegar a un acuerdo para que la plantilla “tenga un calendario laboral digno” que le permita conciliar la vida familiar y al tiempo solvente la carencia de personal.

Por último, reprochan a ZEC (Zaragoza en Común), una formación que, recuerda CSL, se definen como defensores de los derechos laborales y la dignidad de los trabajadores, suspendan las vacaciones mediante “decretazo” y “sin dar la cara personalmente, ni siquiera a través de su concejala delegada, Elena Giner“.

Una concejala que, lamentan, “ha sido incapaz de llegar a un acuerdo con los representantes sindicales para solucionar un problema de calendario con datos objetivos en la mano que hubiera solucionado esta falta de personal en las fiestas, y probablemente incluso causando un ahorro en el servicio”.

“Parece ser que entre unos y otros se olvidan que detrás del uniforme hay personas y familias”, denuncia el sindicato, que advierte, no obstante, que “los policías de la ciudad van a estar ahí trabajando y velando por la seguridad de la ciudadanía en todo momento con responsabilidad y profesionalidad”.

CSL insiste en la necesidad de llegar a un acuerdo por un calendario laboral y una reestructuración de la policía, al tiempo que mantienen su intención de estudiar el decreto para adoptar medias por “la retirada de un derecho laboral de forma apresurada, sin previsión alguna y de manera excepcional”