Sabado, 16 de Diciembre de 2017

En las calles de Zaragoza ya se respira el ambiente de las Fiestas del Pilar. Espectáculos, conciertos, animación, pasacalles, cabezudos, fuegos artificiales… Todo un completo programa para 10 días de fiestas en honor a nuestra querida Virgen del Pilar.

Unos días de salir y reunirse con familiares y amigos, de pasarlo bien y disfrutar. Pero también son unos días de inquietud y preocupación para muchas familias que ven como sus hijos les piden por primera vez salir de marcha con sus amigos. O para aquellos padres que repiten la misma pesadilla de años anteriores con el tema de las salidas.

Estamos viendo como cada vez se acorta más la infancia y cada vez son más precoces en su forma de actuar. Para muchos jóvenes salir de marcha y divertirse va unido al consumo de alcohol, afortunadamente no para todos, también los hay que se saben divertir sin consumir o tomando moderadamente.

Es importante dar un voto de confianza a nuestros hijos pero para ello, desde que son pequeños, es conveniente hablar de todos estos temas, de los pros y los contras del consumo de alcohol, de las salidas nocturnas, del consumo tabaco, de drogas y de las relaciones sexuales.

“Es importante dar un voto de confianza a nuestros hijos pero para ello, desde que son pequeños, es conveniente hablar de todos estos temas: consumo de alcohol, salidas nocturnas y de las relaciones sexuales”

Son temas que salen a diario en los telediarios y en las películas, aprovechemos esos momentos para informarles y enseñarles a saber elegir responsablemente. No podemos esperar a que un día nos diga “mañana he quedado con mis amigos” y entonces asustarnos.

Es muy normal que los jóvenes piensen que “ellos controlan”, y que todos nuestros consejos y advertencias les suenen a ‘rollo’ de padres que viven en otra honda. Hacerles ver que tal vez ellos sí controlan, pero no sabemos si el de al lado lo hace, hacerles ver que no siempre hay que seguir al grupo en las cosas que hace, educarles en libertad y responsabilidad. Nos preocupamos porque les queremos y les ponemos límites por eso mismo.

El tema del horario suele ser otro conflicto en estos días, ¿hasta que hora debemos dejarles? Seguro que te dicen que “a todos les dejan” hasta una hora que tú consideras que no es la apropiada. La verdad es que cada vez las familias son más permisivas en este asunto, no sé si por debilidad, por no saber decir no, por pereza, por evitar conflictos, sea el motivo que sea, el caso es que ahora los menores de edad, salen hasta altas horas de la madrugada y los padres se pasan la noche en vela.

Este año el Ayuntamiento de Zaragoza al igual que el año pasado ofrece una zona de ocio para jóvenes entre 12 y los 17 años en el auditorio, con multiaventura, música, cultura urbana, nuevas tecnologías y vídeo juegos. También hay un espacio para que puedan actuar y sentirse artistas por un día.

“La realidad es que la mayoría de los jóvenes quieren ser adultos rápidamente y actuar como tales, y prefieren otros planes”

Por otro lado, el Parking Norte ofrece una zona para menores, sin alcohol. Pero la realidad es que la mayoría de los jóvenes quieren ser adultos rápidamente y actuar como tales, y prefieren otros planes. Si lo pensamos bien todos hemos sido adolescentes y hemos pasado por esta turbulenta etapa, claro es que eran otros tiempos pero no nos debemos lamentar y quedar ahí.

Ante todo esto poco podemos hacer los padres sino les hemos educado desde pequeños en libertad, responsabilidad y confianza para que nos cuenten y hablen con nosotros. Recordarles que la libertad no es poder hacer lo que me viene en gana sino poder actuar libremente sin coacción del grupo y saber decidir lo que yo quiero para mí y me conviene.

10 puntos importantes a tener en cuenta:

  1. Saber con quién van, conocer a sus amigos. Yo siempre digo que es bueno ofrecer tu casa para meriendas o pelis desde pequeños.
  2. Saber dónde van. Informarse de los conciertos, discotecas, zonas y bares que les gustan .
  3. Marcar unos límites, pactar un horario y no ceder a sus chantajes o enfados. Ser fuertes, si cedemos por qué son las fiestas del Pilar o verano, luego será más difícil volver a los limites primeros.
  4. Según la edad que tengan, llevarlos y recogerles, podemos turnarnos con otros padres.
  5. Avisarles que tengan el móvil operativo, no gasten la batería, para estar en contacto.
  6. Felicitarles por su puntualidad y responsabilidad, aunque sea su obligación es bueno que les agradezcamos su obediencia.
  7. Avisarles y prevenirles del consumo de alcohol y drogas.
  8. Estar atentos cuando lleguen a casa para ver en qué estado están, si vienen bebidos ayudarles pero no reñirles en ese momento, es mejor hablar con calma al día siguiente.
  9. Enseñarles desde pequeños a gestionar responsablemente situaciones de apuro o conflicto.
  10. Mantener contacto con los padres de sus amigos e intentar pactar un acuerdo de salidas entre todos, os será más fácil cuando vuestro hijo os diga a Fulanito le dejan más.

Los padres no somos colegas, somos padres y debemos ejercer nuestro derecho a la autoridad que no quiere decir ni autoritarismo ni permisibilidad. A veces, las prohibiciones sin argumentos pueden ser una provocación para los jóvenes.

Ser padres de adolescentes significa estar ahí, escuchar, apoyar, tratar de entender estos nuevos tiempos, informarles y estar informado, buscar feeling, tener empatía, saber aprovechar el momento para hablar. Hay que estar al tanto de lo que ocurre en la calle, sin alarmarnos y sobre todo, sin dejarnos llevar por la mayoría.

“Los padres no somos colegas, somos padres y debemos ejercer nuestro derecho a la autoridad que no quiere decir ni autoritarismo ni permisibilidad”

Nosotros también fuimos adolescentes y también hicimos sufrir a nuestros padres con el tira y afloja de las salidas nocturnas. Ahora nos toca tener los ojos y oídos bien abiertos y estar atentos a nuestros hijos. Es momento de ejercer con todo nuestro cariño y cabeza de padres.

¡Felices Fiestas del Pilar!

***Cristina Gil es profesora y madre de familia, autora del blog Ideas para crear y disfrutar y del libro La Profe responde de editorial Palabra.