Sabado, 16 de Diciembre de 2017

En las últimas horas se está produciendo una fuga masiva de grandes empresas catalanas rumbo a otras comunidades vecinas ante el proceso secesionista emprendido por la Generalitat. La marcha del Banco Sabadell -o la posible de CaixaBank- de Cataluña ha supuesto un jarro de agua fría para la economía catalana.

Pero no son las únicas, el traslado de la empresa biotecnológica Oryzon a Madrid, la empresa de telecomunicaciones Eurona a la capital de España o la marcha de la empresa líder de productos odontológicos, Proclinic Expert, a Zaragoza, suponen un efecto llamada a salir de Cataluña.


Publicidad


Y ahora, según ha podido conocer este periódico de fuentes cercanas a la dirección de Freixenet, la empresa catalana  -vinculada durante años al nacionalismo- está barajando destinos para cambiar su sede social ante la inseguridad jurídica en Cataluña. Y la ciudad que suena con más fuerza es Zaragoza.

FREIXENET, A UN PASO DE ABANDONAR CATALUÑA

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha afirmado está mañana que propondrá al consejo de administración de la compañía el cambio de sede social fuera de Cataluña en el caso de declararse la independencia.

“No depende de mí, depende del consejo, pero desde luego yo lo propondré“, ha afirmado Bonet en declaraciones a RNE esta mañana. Bonet reconoce que si se declara la independencia, su empresa tendrá que actuar como han hecho otras.

José María Bonet, presidente de Freixenet / H.A

La intención de cambiar la sede social del gigante catalán si se declara la independencia es una realidad. Y por ello, se están barajando distintas opciones para establecerse, entre ellas, Zaragoza es la primera opción.

“Creíamos que la independencia nunca llegaría, pero tras los últimos días debemos estar preparados“, explican desde el entorno de la dirección de Freixenet a este periódico ante el repentino movimiento.

El atractivo de Zaragoza para Freixenet, según explican, es su situación estratégica, a medio camino entre Barcelona y Madrid; su tradición vitícola y buen hacer durante los últimos años -en especial, recalcan, en la D.O Somontano- y por otro lado, su capacidad logística.

“Si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará una daño gravísimo a Cataluña”, ha afirmado el presidente Bonet en RNE.