Jueves, 19 de Octubre de 2017

La magistrada del juzgado de lo Penal de Teruel ha condenado a cuatro años de prisión a cada uno de los cuatro acusados por cultivar cannabis en una masía de Villarluengo (Teruel), al considerarlos culpables de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a grupo criminal.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, las magistradas han dictado una condena a cada uno de ellos de tres años y seis meses de prisión y una multa de un millón y medio de euros por el delito contra la salud pública. Por el delito de pertenencia a grupo criminal establece seis meses de prisión.


Publicidad

La juzgadora considera probado que estas seis personas – María Pilar I.F., Thierno S., Carles T.R., Tomás R.R., Pablo Luis LL.B. y Ajay K.- se unieron para cometer delitos estando todos ellos implicados e integrados en la estructura criminal.

El grupo estaba dotado, continúan las mismas fuentes, de un grado de organización y planificación suficiente para aunar voluntades en el proyecto común de cultivar cannabis en la plantación de Villarluengo.

En la sentencia se establece también que los acusados sabían que se trataba de marihuana y decidieron realizar su cultivo en los terrenos de la masía Casa Sisca, con el fin de destinarlo al consumo por terceros.

Los hechos se conocieron cuando la Guardia Civil detuvo a siete personas en la operación Trinytir, en lo que supuso desmantelar la mayor plantación de marihuana de Aragón, con cerca de 8.000 plantas de marihuana cultivadas en parcelas-invernadero sectorizadas por variedad de planta, que ocupaban cerca de 12.000 metros cuadrados.

En el registro de los agentes encontraron también, en una de las masías, un complejo laboratorio para la experimentación con la planta y semilla de marihuana, así como para su tratamiento y posterior distribución.