Sabado, 16 de Diciembre de 2017

El Seprona de la Guardia Civil ha intervenido en un puesto ambulante del paseo Independencia de Zaragoza diez pulseras confeccionadas con semillas de abrina, que contienen un alto contenido tóxico para el organismo humano en caso de ingestión accidental o deliberada.

Agentes pertenecientes al Equipo de Investigación del Seprona de la Guardia Civil de Zaragoza realizaron comprobaciones en diferentes puestos de venta ambulante ubicados en el paseo Independencia en la mañana del pasado lunes con motivo de las fiestas del Pilar.


Publicidad


El objetivo era comprobar la existencia de pulseras y abalorios confeccionados con semillas de abrina que pudieran estar expuestos al público para su venta, han informado fuentes del instituto armado.

En uno de los citados puestos se encontraron diez pulseras expuestas para la venta al público creadas con semillas de abrina, una toxoalbúmina muy tóxica extremadamente peligrosa para el organismo humano si se ingiere de forma accidental o deliberada.

Según la Guardia Civil, en menor medida pero no por ello menos peligroso, portar estas pulseras, colgantes u otro objeto que contenga las citadas semillas puede introducir en el organismo pequeñas cantidades de esta toxina a través de la epidermis y con el paso de los días.

Tras identificar a los responsables del puesto de venta ambulante e informarles de la toxicidad de estas semillas, las pulseras fueron intervenidas por los agentes y remitidas ayer al Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), que confirmó que se trata de la especie Abrus Precatorius, altamente tóxica.

La Guardia Civil continuará realizando este tipo de inspecciones durante el transcurso de las fiestas patronales de esta capital aragonesa.