Jueves, 19 de Octubre de 2017

El edil de ZEC, y líder del Partido Comunista en Aragón, Alberto Cubero vuelve a lanzar mensajes políticos en las redes sociales. Lejos de los focos de ruedas de prensa o en corrillos con los periodistas, es en las redes sociales donde Alberto Cubero habla sin tapujos.

Un día defiende al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela o tilda a sus opositores como dictadores; otro día considera al Che Guevara -ícono de la dictadura cubana- como un referente político; u otro día señala al Partido Popular promoviendo una concentración antifascista en Zaragoza. Alberto Cubero no se muerde la lengua con aquellos temas que otros políticos consideran políticamente incorrectos.


Publicidad

La última declaración de intenciones del edil de ZEC, en redes sociales, ha sido contra la Fiesta Nacional de España, el día 12 de octubre. Un día donde se conmemora, aparte del día del Pilar en las calles de Zaragoza, el día de la Hispanidad por el descubrimiento un día como hoy de América por Cristóbal Colón en una expedición española.

Cubero, acompañado de un cartel, considera que no hay que celebrar nada. Y lo hace remarcándolo en su mensaje: “Nada que celebrar“. Junto a esta frase, reivindica que América “no fue descubierta, sino que fue invadida y saqueada”. Y remarca que el día 12 de octubre sería el día de “la resistencia indígena”.

Unas aclaraciones que han sido ‘grito’ político del comunismo español junto con la izquierda latinoamericana, especialmente en Venezuela, Ecuador o Bolivia.

¿INVADIDA Y SAQUEADA?

Hay numerosos libros e intelectuales que son capaces de rebatir las afirmaciones de Alberto Cubero. Por ejemplo, ya decía Ortega y Gasset que “la colonización americana es lo único verdaderamente grande que ha hecho España“.

Otros intelectuales afirman que el descubrimiento de América fue la mayor aportación al mundo. La exploración de todo un continente y la transmisión del legado cultural europeo a su población. Principalmente, la instrucción de la lengua castellana.

Junto a ello se debatió, tras la llegada de los españoles, un debate sobre Derechos humanos inédito en pleno siglo XVI. Frente al abuso de algunos conquistadores, fueron muchos los misioneros españoles que denunciaron la violencia desmedida y trabajaron para sacar adelante leyes más justas contra un tipo de esclavitud encubierta, las encomiendas.

Sus esfuerzos quedaron materializados en las Nuevas Leyes de 1542, que reconocían a los indios como súbditos libres de la Corona española.

Pese a sus defectos, estas leyes fueron precursoras dentro del derecho internacional y representaron una legislación vanguardista para su tiempo después de la Controversia de Valladolid.

Otro ejemplo evidente es la capacidad de implantar modelos educativos, como las universidades. De hecho, la llegada de los españoles a América instaló las primeras universidades de América en el siglo XVI.