Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La pasada madrugada apareció una pintada en la carretera T-333 que une los municipios de Arnes (Cataluña) con Valderrobles (Aragón), una distancia de diez kilómetros. La pintada son unas tijeras que simbolizan la ruptura pretendida por el Gobierno de Cataluña con el resto de España.


Publicidad


La carretera T-333 con las tijeras que simulan la independencia / H.A

En este caso, una frontera pintada en la comarca del Matarraña que separa Cataluña de Aragón. Las tijeras ‘cortan’ en medio del puente sobre el río Algars.

De momento no está clara la autoría de la pintada que marca el límite entre los dos territorios. Tampoco si la separación ha sido con la intención independentista o, sin embargo, desde el lado aragonés se ha querido simbolizar la separación.