Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Los aragoneses Roberto Bermúdez de Castro y Mario Garcés, exconsejeros del Gobierno de Luisa Fernanda Rudi (PP-PAR), serán parte de la comisión formada por el Gobierno de España para gestionar la Generalitat de Cataluña si se determina la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

La gestión gubernamental de Cataluña estará en las manos de tan sólo seis dirigentes del Gobierno de España -con la supervisión de Soraya Sáenz de Santamaría-, y entre ellos estarán los ‘ex Rudi’ que actualmente son secretarios de Estado del Gobierno de España.


Publicidad


Según apuntó El Español, y ha podido confirmar HOY ARAGÓN de fuentes gubernamentales, el Gobierno de Rajoy asumirá todo el control de Cataluña con un papel destacado de los secretarios de Estado. Según las fuentes, el cometido será la gestión “administrativa” sin entrar en cuestiones políticas de calado.

Roberto Bermúdez de Castro / DGA

Roberto Bermúdez de Castro, actual Secretario de Estado para las Administraciones Territoriales fue exconsejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón; mientras que Mario Garcés -actual secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad- desarrolló su carrera autonómica en el Gobierno de Aragón con la cartera de Hacienda y Administración Pública.

EL CONTROL DE CATALUÑA

Junto a Bermúdez de Castro y Garcés, estarán dos exconsejeros autonómicos y dos exalcaldes que actualmente se encuentran en la infraestructura del Gobierno de España.

Las funciones del ‘gobierno’ que gestione el 155 en Cataluña serán las mismas que ejercen actualmente pero con énfasis en la administración catalana.

Mario Garcés / EFE

Pero por otro lado, los técnicos de cada uno de los ministerios del Gobierno de España se desplazarán a la capital condal para supervisar la gestión en primera persona.

Y después, según apuntan las fuentes consultadas, “informar de cada detalle a la Comisión de Secretarios de Estados creada, así como a la vicepresidenta”.

El papel principal de la Comisión, según explican las mismas fuentes, será “no interferir en las políticas más polémicas y gestionar el día a día de una administración autonómica”.

Por ello, los ‘seleccionados’ para la Comisión que gestione Cataluña -en caso de aplicarse el artículo 155- tienen un perfil experimentado en la gestión autonómica y municipal.