Viernes, 24 de Noviembre de 2017

La asociación ‘Legado Expo Zaragoza’ manifiesta su satisfacción al conocer la unanimidad que ha obtenido la moción que ayer presentó el Partido Popular para instar al Gobierno de la Ciudad y al Gobierno de Aragón, a iniciar los contactos pertinentes para planificar diversos actos y actuaciones relacionadas en el marco del Aniversario de Expo 2008.


Publicidad


Por ello, consideran que el décimo aniversario de Expo 2008 se debe abordar “no solamente como una ocasión lúdica de simple memoria irreflexiva, sino como una nueva oportunidad y de responsabilidad generalizada para retomar e impulsar conjuntamente el debate que verdaderamente importa, aquel que reconduzca el abandono hacia el reaprovechamiento de todo lo bueno que dejó aquel año 2008″.

Fluvi, imagen de la Expo 2008 / H.A

Sería una irresponsabilidad, dice la asociación en un comunicado, no aprovechar económicamente el legado que está en Zaragoza, y que puede ser una contribución más de todo el desarrollo turístico y económico que ésta ciudad y ésta comunidad han empezado a retomar.

LOS CAJONES EN DESPACHOS

‘Legado Expo’ afirma que sería “una irresponsabilidad seguir perdidos en debates y discusiones yermos que no conducen a nada“, en referencia a la realidad económica, empresarial e institucional de la zona Expo.

Expresan que “los emblemas que pueden ser pequeños motores económicos se pierden en cajones que nadie abre de despachos políticos”.

“Sería una irresponsabilidad imperdonable no darse una segunda oportunidad para todos”

Y por esa razón defienden que fue “una irresponsabilidad no haber aprovechado aquella velocidad de crucero con que acabó aquel evento de 2008, y que ha acabado con aquella locomotora parada en una vía muerta”.

De esta manera, en las puertas de ese décimo aniversario, la Asociación ‘Legado Expo’ no quiere “fuegos artificiales ni actos protocolarios que nos sirvan sólo para mirarnos el ombligo“. Esperan, reconocen en dicho comunicado, que sea “una excusa o un acto de responsabilidad generalizada para que todos los agentes políticos, sociales y económicos, vuelvan a trabajar juntos”.

Es decir, recordar lo que supuso la Expo para Zaragoza con el fin de “empujar de nuevo esa máquina para que pueda viajar nuevamente con rumbo al futuro“. “Sería una irresponsabilidad imperdonable no darse una segunda oportunidad para todos”, reconocen.