Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Los observadores del cielo se preparan para recibir dos importantes lluvias de meteoritos este mes de noviembre: las Táuridas, con un máximo de visibilidad el 10 y 11 de noviembre, y las Leónidas, el 17 de noviembre.

Estos fenómenos se producen cuando la Tierra se encuentra, periódicamente en su viaje alrededor del Sol, con corrientes de escombros de cometas o, ocasionalmente, asteroides. Las partículas de los desechos se estrellan contra la atmósfera de la Tierra y se queman, produciendo un meteoro o ‘estrella fugaz’.

No son de las más famosas ni de las más espectaculares, pero estos días alcanzan su máximo pico, así que seguro que tienen algo mágico que ofrecernos.


Publicidad


Las Táuridas, denominadas así porque parecen irradiar desde la constelación de Tauro, llegará a su punto máximo el viernes y el sábado (10 y 11 de noviembre), mientras que la luna se encuentra en su fase menguante. El mejor momento para ver este evento es alrededor de la medianoche. Este fenómeno es causado por la estela del cometa Encke.

No son muy abundantes, pero en ocasiones forman bólidos muy brillantes, bolas de fuego que dibujan una traza en el cielo y no hacen falta ni telescopios ni binoculares para seguir su evolución

Eso sí, hay que elegir un lugar de observación oscuro, sin edificios, montañas ni grandes árboles que se interpongan en el horizonte y nos impidan ver bien el cielo. No hace falta mirar directamente a un punto en el firmamento, se puede mirar en cualquier dirección.