Sabado, 16 de Diciembre de 2017

Podemos comienza a marcar el sendero de los presupuestos de 2018. Sin embargo, lejos de convencer con sus ‘topos’ morados espera desteñir la actitud del PSOE de Zaragoza respecto al presupuesto de ZEC como cambio de cromos para su ‘sí’ al PSOE de Lambán.

Así al menos lo ha destacado el líder de Podemos Aragón, Nacho Escartín, en declaraciones a los periodistas en las Cortes de Aragón.

La negociación de los presupuestos con el Gobierno PSOE-CHA lleva buen camino pero Escartín avisa: las conversaciones podrían verse afectadas por la actitud “gravemente irresponsable” del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza.


Publicidad


Se están analizando las partidas “departamento por departamento”, ha explicado, mientras el Gobierno de Javier Lambán está proporcionando toda la información que Podemos le va requiriendo, aunque todavía lejos de un proyecto de presupuestos sólido.

Por tanto, están en la fase de “conocer” las propuestas del Gobierno PSOE-CHA antes de que Podemos muestre sus propuestas para las cuentas de 2018.

ZARAGOZA, ENCIMA DE LA MESA

El buen camino trazado por los equipos negociadores de ambos partidos puede verse debilitado por el papel del PSOE de Zaragoza en la tramitación de los presupuestos del Gobierno de ZEC. A juicio de Escartín, las recientes declaraciones de Pérez Anadón no ayudan.

“Caos, ensimismamiento, inacción, desconfianza, desencanto, aislamiento político, confianza dilapidada, ciudadanía frustrada, bloqueo, abusos, conflictos, izquierda hueca o este gobierno debería durar el tiempo justo”, ha enumerado Escartín varias de las palabras que dijo Pérez Anadón.

En un momento en el que “el jefe” del portavoz municipal -en referencia a Javier Lambán-, dice que hay que “encontrar acuerdos y dialogar”, Pérez Anadón “actúa de una manera más parecida a la del portavoz del PP, Jorge Azcón, y eso es algo que afecta a Podemos”, ha dicho.

Escartín ha rechazado que esa actitud sea una “línea roja” o un “problema” para la negociación de los presupuestos de Aragón pero ha reconocido que condiciona la negociación. “Nos preocupa”, ha matizado.

Y más, al haberse producido el mismo día, por ayer, en el que en las Cortes se aprobó la Ley de Capitalidad para la ciudad de Zaragoza con el apoyo de toda la izquierda parlamentaria.

“Algunos están más interesados en cuestiones internas y Lambán tendría que darle un toque“, ha insistido Escartín.