Sabado, 16 de Diciembre de 2017

El grado de recaudación por los impuestos en Aragón rondará este año el cien por cien de lo presupuestado, fundamentalmente por el incremento de lo obtenido a través del impuesto de sucesiones, que superará a final de año los 170 millones de euros.

Así lo ha explicado el director general de Tributos, Francisco Pozuelo, en una comparecencia ante la Comisión de Hacienda, a petición del PP, para dar cuenta de la previsión que tiene en materia impositiva el Gobierno de Aragón para este ejercicio.


Publicidad


Según Pozuelo, en el ámbito de los impuestos cedidos por el Estado, en el correspondiente a sucesiones, los derechos reconocidos alcanzan los 171 millones de euros, de los que 106 corresponden a autoliquidaciones, seis millones más que en 2014, y 65 de deudas de años anteriores o de actividad de inspección o control de ejercicios precedentes.

Una subida que, ha asegurado el director general de Tributos, no obedece a cambios normativos sino a la inspección de control.

La recaudación por el impuesto sobre patrimonio sube un 8 % debido a que se han incorporado un 30 % más de contribuyentes, hasta los 12.500, si bien ha recordado que Aragón tiene el mínimo exento en 400.000 euros, por debajo de los 700.000 que establece el Estado.

También se ha incrementado un 2 % la recaudación por el impuesto de transmisiones de patrimonio.

En cuanto a la recaudación por hidrocarburos, ha calculado que los derechos reconocidos rondarán el 85 % y el 80 % los impuestos propios, que, ha recordado, son de carácter medioambiental y que se recaudan mediante pagos fraccionados, por lo que todavía está pendiente el tercer trimestre.

En este ámbito también crecen un 20 % los ingresos por matriculaciones, lo que, a su juicio, puede ser un índice de la mejora de la actividad económica.

En el caso del Impuesto de Contaminación de Aguas (ICA), ha precisado que el grado de cumplimiento estará cercano al 100 % de las previsiones, unos 75 millones de euros.

La compraventa de vivienda también se ha incrementado un 12 por ciento pero no ha estado acompasada con el precio de venta, por lo que se espera una mejora de la recaudación pero a partir de 2018.

En general, la recaudación prevista estará en el cien por cien e incluso “algo por encima”, porque aunque se ingresará menos por el impuesto de transmisiones de patrimonio y por actos jurídicos documentados, unos 15-20 millones de euros menos, se compensará con el aumento de sucesiones.

Pozuelo ha asegurado asimismo, como sugería el representante de Ciudadanos, Javier Martínez, que ni si ha mentido ni se han equivocado en las previsiones de ingresos.

Y cree que “sería de preocupar acertar hasta el último euro con lo previsto”, así como que aumentar la recaudación a lo previsto es “saludable” mientras que “inflar los ingresos no puede llevar a nada bueno”.

Pozuelo ha señalado que resolver el problema de la financiación es “clave” para abordar las previsiones de ingresos, si bien considera “incongruente” que las comunidades autónomas pidan mayor dotación de ingresos cuando una de las posibilidades que se les dio fue el impuesto de sucesiones, “un reproche que a Aragón no se le podría hacer”.

A este respecto, de cara a 2018 ha informado de que no hay una cifra de previsión de ingresos, que estarán basados en los derechos realmente ejecutados en 2017.