Sabado, 16 de Diciembre de 2017

El grupo catalán de alimentación Argal emprende la huída de Cataluña. El traslado de su sede social a la capital aragonesa ha sido el paso definitivo tras meses de inestabilidad política en Cataluña por el proceso separatista.

El cambio se hizo efectivo el pasado lunes, tal y como se publicó en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

A partir de ahora, el ‘gigante’ de la alimentación no tiene su domicilio social en Lérida sino en la calle Mosen Domingo Agudo, 11, de Zaragoza.


Publicidad


Fuentes de la compañía aclaran que, de momento, es un movimiento táctico ante la incertidumbre vivida en Cataluña en los últimos meses.

Y siempre con la vista puesta en las elecciones del próximo 21 de diciembre. Será en ese momento, afirman desde Argal, cuando la empresa tome la decisión definitiva en función de si vuelven a ganar las tesis separatistas.

Con el traslado de la sede social Argal a Zaragoza, ya han sido 80 las empresas catalanas que desde el 1 de octubre han trasladado de su sede social a la comunidad aragonesa. Es más, la mayor parte de ellas también han emprendido su traslado fiscal por lo que comenzarán a tributar en Aragón.