Sabado, 16 de Diciembre de 2017

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha lamentado hoy que el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, demuestre ante el conflicto de la devolución de los bienes de Sijena a Aragón “la misma actitud” que tenía el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Lambán, tras participar en un acto de homenaje a la Constitución en Ejea de los Caballeros (Zaragoza), ha asegurado a los medios que empieza a ver “con mucha preocupación” el asunto del cumplimiento de las sentencias que ordenan a Cataluña devolver las 44 piezas del Monasterio de Sijena (Huesca) al cenobio antes del día 11.


Publicidad


“Para sorpresa nuestra, Méndez de Vigo está teniendo la misma actitud que Puigdemont, con la diferencia de que Puigdemont, en un momento determinado, trajo los primeros 51 bienes que llegaron y el señor De Vigo, actual titular de las competencias de cultura, no nos ha dicho absolutamente nada“, ha explicado Lambán.

El juez de Huesca que lleva el caso ha ordenado la devolución de los 44 bienes pendientes de retornar antes del 11 de diciembre, fecha en la que, si la devolución no se ha producido, autoriza la entrada en el Museo de Lérida donde están depositados a los técnicos del Gobierno de Aragón, auxiliados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El presidente del Gobierno aragonés asegura que desde que el juez emitió la sentencia del día 1 de noviembre ordenando la devolución, ésta podría haberse ejecutado “directamente“, teniendo en cuenta que en aplicación del artículo 155 de la Constitución, que suspendió la autonomía en Cataluña, ahora está “en manos” del ministro traer los bienes.

Así, le ha exigido “de manera contundente” a Méndez de Vigo que tome medidas, porque si no ejecuta voluntariamente la sentencia sólo él será “el responsable” de que el próximo lunes día 11 el Gobierno de Aragón “tenga que ir con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a traerse los bienes de Sijena”.

El presidente ha dicho, además, que la consejera de Cultura, Mayte Pérez, ha intentado hablar con el ministro “con resultado totalmente infructuoso“.