Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La plaza de España de la capital aragonesa se ha convertido por unos minutos en una fiesta reivindicativa por la Constitución española.

Y también, en un alegato contra los políticos españoles por el “desprecio” a la Constitución: tanto por los dirigentes separatistas como por los partidos que continúan “incrementando los impuestos a las clases medias”.


Publicidad


Los organizadores, antes del acto, han destacado el “espíritu festivo” en el día de hoy, 6 de diciembre, día de la Constitución, para reivindicar la norma que “nos une a todos los españoles”.

“TENEMOS QUE CUIDARLA”

David Sancho, uno de los dirigentes de la Plataforma Ñ -entidad convocante del acto-, ha destacado en el acto ante más de 100 personas que a la Constitución “tenemos que cuidarla, y respetarla”. Y ha lanzado un mensaje directo al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

“Somos la sociedad civil, somos iguales que los políticos. Si nos respetan, les votaremos“, ha dicho Sancho en alusión al “desprecio” del Gobierno de Aragón por el alto nivel impositivo a las clases medias en la comunidad aragonesa.

Por otro lado, el principal dirigente de la Plataforma Ñ, Víctor Salvo, ha criticado a los políticos -concretamente al gobierno de Aragón PSOE-CHA y al gobierno de Zaragoza de ZEC- que “los excesivos impuestos que se pagan sirven para que vivan a cuenta nuestra”.

Víctor Salvo, durante su intervención a los manifestantes / H.A

Y junto a ello, ha lamentado que “ningún político ha quitado el impuesto de Sucesiones en Aragón preocupándose por los trabajadores“. Es más, su crítica no se circunscribe sólo al impuesto de Sucesiones. “Si no es el ICA, es el IVA y si no Sucesiones”.

EL REINO DE LA ARBITRARIEDAD

El acto ha terminado con la lectura de un manifiesto en defensa de la Constitución. El texto reclama que “la Constitución debe ser respetada por ser un texto de unión, nexo y transición en el mayor periodo democrático de paz para todos los españoles”.

Y también poniendo el dedo en el ojo de los gobernantes al entender que “un país donde los gobernantes se reservan cumplir o no la legalidad a su conveniencia no es un Estado de Derecho, sino el reino de la arbitrariedad. Porque sin justicia, no hay democracia“.

Junto al alegato, se reclama que “en vez de reformar, se haga respetar la Constitución frente a quienes pretenden destruirla”; “se imponga la igualdad efectiva entre españoles suprimiendo el impuesto de Sucesiones“; “que se aplique la ley para devolver los bienes de Sijena secuestrados por un gobierno independentista”.

Y finalmente, el texto cita que “nos sintamos orgullosos de ser aragoneses y españoles. No tengamos miedo a sacar nuestra bandera“. El acto ha concluido con el himno de España junto con los gritos “Viva España” y “Viva Aragón”.