Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha tildado hoy de “cobarde” y la “indigno” al Gobierno de España por, mediante el Ministerio de Cultura, haber presentado un recurso contra la decisión judicial que ordena el retorno de las 44 piezas del Monasterio de Sijena desde Lérida a Aragón antes del día 11.


Publicidad


El recurso presentado hoy por el letrado de la Generalitat, que en principio debería haber sido autorizado por el Gobierno de España al ser el gestor de la administración catalana tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pide la anulación de la providencia del juez de Huesca que ordena la devolución de las 44 piezas antes del 11 de diciembre y la suspensión cautelar de la ejecución de esta sentencia.

UN INSULTO

La presentación del recurso, según ha considerado la consejera aragonesa, es “una falta de respeto insoportable” a Aragón y es un “insulto” a la dignidad de los aragoneses.

“El ministro está actuando con cobardía, plegándose a los intereses de Cataluña por encima de las decisiones judiciales y despreciando a nuestra tierra, a Aragón”, ha añadido.

Y para ello, agrega, reproduce los argumentos del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con la diferencia de que éste último “se situaba fuera del Estado de Derecho y de la Constitución”. “El Gobierno de España que dice respetar la ley hace trampa en este caso para no cumplirla“, ha lamentado Pérez.

Los bienes de Sijena están retenidos en el Museo de Lérida / H.A

Ha estimado, además, que el único objetivo del ministro con este recurso es “exonerar” las “responsabilidades penales” en las que incurriría si no ordena la devolución. Y lo hace, según Pérez, “sin importarle el cumplimiento de la justicia ni la reparación social y moral que debe darse con los aragoneses”.

En todo caso, la consejera ha advertido al Gobierno de España de que debe de ser consciente de que si incumple la sentencia que le obliga a la devolución, él “será responsable de lo que pueda ocurrir el día 11“.

LA FECHA

El juez estableció la fecha del 11 de diciembre como la tope para la devolución, y fijó ese día como el que los técnicos del Gobierno de Aragón podrían entrar en el Museo de Lérida para recuperar las piezas, con el auxilio de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Esa decisión del juez es la que sirve a Pérez para asegurar que el Gobierno aragonés “sigue contando con el amparo judicial” y para insistir en el que Ejecutivo cumplirá la sentencia la próxima semana “para traer los bienes a casa y devolver la dignidad a los aragoneses“.

Hoy, el ministro ha subrayado que “no tiene nada que decir” sobre la fecha y forma del traslado, que es un asunto del juez, pero ha advertido de que “estas son cosas que muchas veces requieren un tiempo para que esos bienes, que son unos bienes preciosos, no sufran deterioro”.

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Cultura / EFE

De “inaudito e indignante” ha calificado Pérez que con estas palabras Méndez de Vigo avale las tesis de los anteriores consejeros catalanes acerca que la conservación y el traslado no se van a hacer en condiciones. “Eso, además de no ser cierto, es un insulto a la profesionalidad y rigor de nuestros técnicos“, ha lamentado Pérez.

Ante esta agresión del Gobierno de España, el de Aragón está estudiando la respuesta que dará al recurso que, ha dejado claro, “no suspende el procedimiento y que por tanto sigue”.

“Con muchísima tristeza afirmo que una vez más se demuestra que los aragoneses dependemos solo de nosotros para conseguir nuestras causas legítimas“, ha concluido