Domingo, 23 de Septiembre de 2018

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de casación del Ayuntamiento de Zaragoza sobre el cobro del impuesto de plusvalía, para que determine si las entidades locales deben dejar de cobrarlo independientemente de si hay o no incremento del valor del inmueble.


Publicidad


El TS tendrá que pronunciarse respecto al recurso presentado por el consistorio zaragozano contra la sentencia que anula completamente su cobro y le obliga a devolver lo liquidado.

CUÁNDO DEBE APLICARSE LA PLUSVALÍA

El objetivo del Ayuntamiento es que el alto tribunal aclare cuándo debe aplicarse el impuesto dadas las interpretaciones contradictorias que hay al respecto en el ámbito judicial.

En ese sentido, el Ayuntamiento recuerda que el pasado mes de mayo el Tribunal Constitucional anuló el cobro del tributo cuando haya habido pérdida de valor del inmueble e instó al Gobierno de España a modificar la ley, sin que lo haga hecho aún.

Sin embargo, algunos jueces están realizando una interpretación “maximalista” de esta sentencia y consideran que la decisión del TC anula todo el impuesto; es decir, consideran que no se puede aplicar, sin entrar a valorar si ha habido o no incremento de valor.

Así lo estableció el pasado mes de julio el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Zaragoza, cuya decisión conlleva que el Ayuntamiento no pueda cobrar el impuesto de plusvalía y que además tenga que devolver lo ingresado.

Ante esta situación, el consistorio ha presentado un recurso de casación, admitido a trámite, en el que advierte de los graves perjuicios que esta interpretación tiene para las arcas municipales.

“Ahora el Supremo deberá aclarar si la sentencia del TC conlleva o no la anulación de todas las liquidaciones de plusvalía y la devolución de lo ya pagado. Su decisión fijará jurisprudencia”, destaca el consistorio.

LA DECISIÓN DE ZEC

Actualmente el Ayuntamiento de Zaragoza no está liquidando el impuesto de plusvalías cuando no haya incremento de valor en la transmisión. La medida se viene aplicando de forma automática, sin necesidad de que el que interesado reclame.

Esta decisión tiene carácter transitorio y se mantendrá hasta que el Gobierno central modifique la normativa que debe regular el impuesto.

En 2018 además el Ayuntamiento de Zaragoza aumentará hasta el 95 por ciento la bonificación de la plusvalía para herencias de vivienda habitual y negocios familiares con un valor catastral de hasta 150.000 euros; es decir, para el 97,4 %, como figura en las ordenanzas fiscales aprobadas provisionalmente.

Actualmente, la reducción se aplica a inmuebles de hasta 100.000 euros y los de 100.000 a 150.000 tienen una bonificación del 50 %. El conjunto de todas las bonificaciones han supuesto que el Ayuntamiento deje de ingresar 30.848.000 en lo que va de año (hasta 30 de noviembre).