Martes, 18 de Septiembre de 2018

El Ayuntamiento de Barcelona ha acordado defender la permanencia en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) de las pinturas murales del monasterio de Sijena, en una propuesta que ha recibido los votos en contra del PP y Cs y en la que el PSC se ha abstenido.

Tras aprobar esta propuesta, presentada por el grupo municipal de ERC durante el pleno municipal de hoy, el ayuntamiento denunciará además el traslado de las obras del Museo de Lérida a Sijena como un “expolio” para el patrimonio catalán, y trasladará la “solidaridad” de la administración barcelonesa al museo.


Publicidad


Esta propuesta responde a la voluntad de proteger unas obras que “están en peligro por el 155”, según ha afirmado el portavoz de ERC, Alfred Bosch, quien ha recordado que existe una reclamación para que las obras que se encuentran en el MNAC vuelvan a Sijena, como lo han hecho las del Museo de Lleida.

El portavoz del grupo Demòcrata, Jaume Ciurana, ha tachado de “evidente” la influencia del 155 en el traslado de estas obras, tras lo que ha acusado al Gobierno de “utilizar su potestad temporal” en Cataluña para efectuar el desplazamiento de los bienes.

Los grupos municipales de Ciudadanos y el PP se han mostrado en contra de esta propuesta, y la portavoz adjunta de Cs, Maria Magdalena Barceló, ha criticado que “se utilice la cultura como instrumento político“, una afirmación que ha compartido el concejal del PSC Daniel Mòdol, quien ha confirmado la abstención del partido.

Por su parte, la CUP ha denunciado la “vinculación de un conflicto territorial a uno patrimonial sin tener en cuenta criterios históricos“.

Finalmente, el teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha afirmado que el conflicto de los bienes de Sijena es un “fracaso de muchas administraciones en varias etapas” y se ha mostrado a favor de esta proposición como “la mejor interpretación”.