Martes, 18 de Septiembre de 2018

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha mostrado hoy su “más absoluta decepción” con los resultados de las elecciones en Cataluña y ha insistido en que es “sorprendente” que tras la gestión del anterior Gobierno, que ha sido “un fiasco”, dos millones de catalanes hayan vuelto a confiar en el independentismo.


Publicidad


En declaraciones a los medios de comunicación, Lambán ha recordado que él había apostado “clara y explícitamente” por que ganara en Cataluña “una mayoría constitucionalista“, que entiende que era “la única manera de enderezar la situación política”.

UN NUEVO GOBIERNO ‘INDEPE’

Y aunque en votos han ganado las opciones constitucionalistas, las que apuestan por el independentismo han sumado más escaños, en tanto en cuanto son éstos los que marcan las derrotas o las victorias en el sistema de la democracia representativa, por lo que para Lambán es “razonable” que al final surja de nuevo un Gobierno independentista.

Aunque el anterior, del mismo corte, haya sido “un fiasco” en todos las órdenes de la vida y “desastroso” en términos de la convivencia, de la economía y de la imagen de Cataluña ante el resto de España y el mundo.

Cataluña ha entrado en una especie de callejón sin salida y está en una situación de colapso“, ha lamentado el también secretario general del PSOE aragonés.

Para Lambán, tras los resultados de ayer se van a seguir produciendo, “más si cabe”, fugas de inversiones y falta de interés de inversores extranjeros.

El problema, ha agregado, solo se solucionará si España entera asume que “ahí tiene su principal problema y se juega su futuro”, por lo que ha instado a todos los actores a “reaccionar políticamente y de forma cívica” para tratar de superarlo.

EL 155, OTRA VEZ

En cualquier caso, Lambán tiene la “impresión” de que de cara a un “futuro inmediato” es difícil que el Gobierno que se constituya vuelva a “ensayar” el camino de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), pero en el caso de que lo haga estaría “absolutamente justificado” y sería “totalmente imperativo” que se volviera a aplicar el artículo 155 de la Constitución Española.

A su juicio, el expresidente Carles Puigdemont “y compañía” deberá asumir que el diálogo “no solo es imprescindible“, sino que se ha de producir “en el marco de la más estricta legalidad”.

Además, para Lambán la fase histórica en la que se pensaba que el asunto debía de solucionarse entre Madrid y Barcelona ha acabado, en tanto en cuanto el problema “es tan grave” y “afecta tanto a España en su conjunto” que debe ser toda la sociedad española la que “se ponga manos a la obra, se arremangue, se esfuerce y ponga todas sus energías sobre la mesa para encontrar una solución”.

Las comunidades autónomas, según Lambán, deben de “exigir” su “derecho a participar” y a aportar sus puntos de vista para hallar la solución a un problema “de esta colosal dimensión“.

“Es un asunto que está adquiriendo tal calado que todos tenemos el derecho a estar sentados en la mesa de las soluciones y la obligación de aportar lo mejor de nosotros, porque está en juego el futuro de España como un país unido, bien vertebrado y de éxito”, ha enfatizado.

Y especialmente Aragón, comunidad donde, por su vecindad con Cataluña, el “impacto” de lo que ocurre es de mucha más magnitud“, ha sentenciado.