Miércoles, 18 de Julio de 2018

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha considerado hoy “poco edificante” e “irresponsable” la actitud del concejal de Zaragoza en Común (ZEC) Pablo Híjar, quien ayer publicó una foto en Twitter en la que rompía el recibo del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA).

En su tuit, el concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza aparece rompiendo el recibo con un claro llamamiento a la insumisión fiscal.

En el día de hoy, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ha asegurado que actitudes como esta “conducen a la desafección” de la ciudadanía hacia la política y los políticos.

“HIPOCRESÍA INAGUANTABLE”

“Se nos exige ejemplaridad y esa actitud es de todo menos edificante y ejemplar”, ha enfatizado el consejero, quien ha agregado que parece que el alcalde, Pedro Santisteve, y su equipo, tengan “la patente sobre la legalidad de los impuestos” cuando en democracia esa potestad solo corresponde a los jueces y los tribunales.

Ha abundado en que es “bastante irresponsable” que se intente alentar a la ciudadanía a no pagar un impuesto legalmente establecido y, en este sentido, ha vaticinado que no cree que al equipo de Gobierno municipal le pareciera bien que desde los miembros del ejecutivo aragonés se dedicaran a romper recibos del IBI, de la plusvalía municipal o de las tasas por construcciones y obras.

Guillén califica la actitud del alcalde y sus concejales, llamando a la “insumisión fiscal”, como una “hipocresía inaguantable”. Principalmente, porque están exigiendo al Gobierno de Aragón que transfiera una cantidad suficiente procedente de este impuesto, cuando lo cobre, para acometer obras relacionadas con el ciclo del agua.