Jueves, 19 de Julio de 2018

La empresa Espuña invertirá en Teruel 17 millones de euros para la ampliación de su instalación de Utrillas y en una nueva planta en Mezquita de Jarque (Teruel), con lo que espera crear alrededor de 70 puestos de trabajo.


Publicidad


La empresa de elaboración y venta de embutidos y conservas cárnicas ha expresado su intención de ampliar las instalaciones con el fin de poder desarrollar tres líneas de fileteado, centralizando todo el proceso de la empresa desde la planta turolense.

Para ello, Espuña ampliará su superficie en Utrillas adquiriendo una parcela anexa a la que ya ocupan y realizará una inversión superior a los cinco millones en adquisición de la maquinaria necesaria, según ha dicho el gerente de la empresa, Xavier Espuña.

Esto permitirá, ha añadido Espuña, la creación de unos 30 puestos de trabajo, que se sumarían a los más de 83 actuales.

Igualmente, la empresa continúa con su intención de construir un secadero de jamones en Mezquita de Jarque, que según el propio empresario, ocuparía a 40 personas.

Aunque la inversión se ha ralentizado por la crisis del porcino, el proyecto se ha retomado ahora, de modo que la empresa espera próximamente adquirir los terrenos donde se ubicará.

Ambos proyectos sumarían una inversión cercana a los 17 millones de euros y creará 70 nuevos empleos.

EL IMPULSO DE LA INNOVACIÓN

Por su parte, Javier Lambán ha destacado el valor añadido que este tipo de empresas aportan incorporando la innovación y la investigación, líneas que el Ejecutivo aragonés quiere impulsar con centros como el de Bioeconomía Rural, presentado recientemente en Teruel.

Para el presidente, el desarrollo de la agroalimentación en la provincia de Teruel se produce “de manera muy natural”, y ha abogado por la colaboración pública y privada para fomentar la innovación en este campo.

La industria dedicada a la elaboración y venta de embutidos y conservas cárnicas, instalada en la Planta Utrillas, fue inaugurada en 2005 y ocupa una nave de 10.300 metros cuadrados.

La empresa, nacida en 1947 en Olot, exporta el 43% de su producción a más de 30 países y tienen empresas filiales creadas en Alemania, Argentina, Canadá y Francia.