Lunes, 23 de Julio de 2018

Espectacular crecimiento. La producción de la Denominación de Origen Jamón de Teruel creció en curado un 40,65 por ciento en 2017, cuando se marcaron 284.610 jamones de Teruel.

Es decir 82.255 piezas más que el año anterior, según informa el Consejo Regulador en un comunicado.


Publicidad


El presidente del Consejo Regulador, Ricardo Mosteo, destaca en una nota de prensa que estas cifras demuestran la apuesta que las empresas acogidas al Consejo Regulador han hecho en el último año por marcar piezas de Denominación de Origen.

Pero insiste en que esta apuesta debe seguir la tendencia al alza, dado que la producción de Jamón de Teruel tan sólo supone el 6,5% de la producción total de jamón en la provincia.

AL ALZA

En cuanto a la entrada de jamón de Teruel en fresco a los secaderos durante 2017, se mantiene con respecto al año anterior, con un total de 354.501 perniles frente a 355.845 en 2016.

Apunta Mosteo que en 2016 la entrada en fresco experimentó un aumento del 42 % con respecto a 2015 y superar nuevamente esos porcentajes era complejo, teniendo en cuenta que los perniles de ambos años permanecen a día de hoy en los secaderos al exigirse un mínimo de curación de 14 meses en el reglamento.

“El futuro del Jamón de Teruel se mira por la entrada de producto en fresco a los secaderos inscritos en el Consejo Regulador”, recuerda Mosteo, y en estos dos últimos años “esta entrada está siendo altamente satisfactoria”.

Ha destacado también la trayectoria de la Paleta de Teruel, un producto joven que “está logrando estabilizarse en el mercado y está asentando sus cifras reales”, según el Consejo.

LA APUESTA POR LA PALETA DE TERUEL

Así, la Paleta de Teruel experimentó un crecimiento “espectacular” en los primeros años tras ser declarada por la UE en 2014 como producto Denominación de Origen, indican en la nota.

El pasado año 2016 se logró abastecer de este producto a los secaderos inscritos en el Consejo Regulador, de tal manera que, logrado este objetivo, en 2017 ha habido que frenar la producción.

Así las cosas, el pasado año se marcaron 56.665 piezas en curado (81.187 en 2016) y 73.754 perniles en fresco (107.030 en 2016). Estas cifras suponen un descenso de un 30,20 % en el primer caso y de un 31 % en el segundo.

La apuesta del sector jamonero turolense por la Paleta de Teruel “es incuestionable“, asegura Mosteo y muestra de ello es que de cada cinco jamones de Teruel se marca una paleta de Denominación. A esto hay que añadir que la mitad de los secaderos inscritos en el Consejo Regulador están ya trabajando con la Paleta de Teruel.

El presidente del CRDOP también ha resaltado el aumento del número de granjas de cerdos acogidas a la Denominación de Origen, que han pasado de ser 148 en 2016 a 166 en 2017, un “aumento notable”, según Mosteo.

Las cifras globales en 2017 -tanto de Jamón de Teruel como de Paleta de Teruel, en fresco y curado- son para el Consejo Regulador un signo de la recuperación del producto, que ya se inició en 2016