Lunes, 24 de Septiembre de 2018

Aunque la mona del ICA se vista de seda, mona del ICA se queda.

Javier Lambán, metido a esteticién, pretende darle unos retoques al ICA en forma de bonificaciones. No cuela.

Lambán quiere poner guapa a la mona, una mona fea y decrépita, por cierto. Pero mona se queda.

La RAPA, Red de Agua Pública de Aragón, aparece con la idea de rapar a la mona del ICA y mostrar sus vergüenzas. Otros que también tienen lo suyo.

¿Y los grupos políticos? Bien, gracias.

El PSOE hace un peligroso juego entre poder legislativo y poder ejecutivo.

El PP se pone de perfil y dice que es cosa de la presión fiscal para no mirar la hemeroteca.

El PAR no quiere que nadie le recuerde aquellos maravillosos años.

Podemos dice que la gente está enfadada, pero ¿quién es la gente? ¿Quién agitó el árbol? ¿Quién rompió recibos? ¿Quién vistió así a Pedro Arrojo? 

Pedro Arrojo, diputado de Podemos en el Congreso / ZEC

Ciudadanos dice que le parece todo bien. Menudo panorama.

El ICA es un impuesto complicado hasta para rimar en las manifestaciones: “ICA, ICA, ICA, vaya una estafica”.

No es un verso que vaya a pasar a la historia de la literatura universal.

Sigamos haciendo el ridículo.