Miércoles, 18 de Julio de 2018

El consejero de Vertebración Territorial del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, se dirigirá hoy mismo al Ministerio de Fomento para que la línea de alta velocidad EVA Madrid-Barcelona pare en Calatayud y en Zaragoza y rectifique el “atropello” que supone excluir a esas ciudades del nuevo servicio.

Para Soro, la puesta en marcha de esta línea, prevista para el primer trimestre de 2019, es una buena noticia porque supone que Fomento se ha dado cuenta de que hay que “democratizar” la alta velocidad, y de que hay un término medio entre un transporte “tercermundista”, en alusión a los trenes regionales conocidos en Aragón como “tamagochis“, y el “lujo” del AVE.


Publicidad


Pero a su juicio es también una mala noticia porque es “inadmisible” que desde el principio no se haya planteado con paradas en Calatayud y Zaragoza, que no son zonas de paso, sino nodos “importantísimos” desde el punto de vista turístico y económico.

Además, ha denunciado que el objetivo de este servicio sea acercar el ferrocarril a más usuarios, con una propuesta más barata, y de antemano se excluya a la ciudadanía de Aragón.

“ABSOLUTAMENTE INACEPTABLE”

“Nos vamos a dirigir inmediatamente a Fomento para que en la planificación del EVA desde el principio se tenga en cuenta que Calatayud y Zaragoza no son ciudades de paso, sino que son destinos necesarios” de esa nueva línea, ha enfatizado el consejero.

El Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ayer durante la presentación de ‘EVA’ / H.A

Ha apuntado además que la información que tiene de esa línea es la publicada por los medios de comunicación y que prefiere pensar que no hay una decisión tomada, por lo que hoy mismo, sin perder un día, se dirigirá a Fomento para que entienda que es “absolutamente inaceptable” que Calatayud y Zaragoza queden excluidas, cuando además sí parará en Camp de Tarragona.

Soro confía en que haya “sentido común”, porque a su juicio es una “auténtica contradicción” y un “atropello” que no pare en Aragón cuando el ministro, Íñigo de la Serna, lo “vende” como una forma de acercar a la gente.

“No vamos a permitir este atropello”, ha remarcado Soro, quien ha asegurado que el Ejecutivo aragonés va hacer todo lo posible para que Calatayud y Zaragoza se incluyan en el servicio, y está seguro de que contará con el apoyo de todos los grupos políticos y de la sociedad, y será “una lucha colectiva”.