Lunes, 24 de Septiembre de 2018

La Diputación de Huesca (DPH) se muestra partidaria de regular “por ley” un programa de restitución social y territorial vinculado a la explotación de aprovechamientos hidroeléctricos en los municipios de montaña que soportan las instalaciones de obtención de este tipo de energía.

Esta propuesta, elaborada por el grupo de trabajo constituido en la Institución provincial para el estudio de temas relacionados con el agua y la energía, ha sido transmitida por el presidente de la corporación, Miguel Gracia, a los portavoces de las distintas formaciones políticas de la DPH.


Publicidad


El grupo de trabajo considera “fundamental” la inclusión de un nuevo artículo en la Ley de Aguas que recoja “expresamente” el destino a dar a los rendimientos procedentes de la explotación de aprovechamientos en las centrales hidroeléctricas o de las reservas de agua, y garantice la participación en la decisiones de los municipios, informa la DPH en un comunicado.

LA RESTAURACIÓN MEDIOAMBIENTAL

La propuesta, que se va a trasladar al Congreso de los Diputados para su estudio, reclama la incorporación al texto legal de un texto que destaca que “los rendimientos que obtenga el Organismo de cuenca procedentes de la explotación de aprovechamientos hidroeléctricas se destinarán preferentemente a la restitución económica y social del territorio que los genera”.

También se solicita la inclusión de referencias a la restauración medioambiental, la modernización y eficiencia de regadíos y a las necesidades energéticas de los servicios públicos de gestión del agua en la cuenca”.

Los integrantes del grupo de trabajo consideran, asimismo, que la modificación legislativa debe de contemplar que los rendimientos obtenidos de las centrales hidroeléctricas se deben destinar en su integridad “a la restitución económica y social del territorio que los genera y soporta las afecciones directa o indirectamente”.

Añaden que los ingresos por otros conceptos derivados de la explotación de aprovechamientos hidroeléctricos se invertirán en obras o servicios del territorio afectado en un porcentaje no inferior al 20 por ciento.

UNANIMIDAD POLÍTICA

Se trata, señala el documento elaborado, de “dar una expresa garantía legal para todas las cuencas, sin estar al albur de lo que los planes hidrológicos fijen o no; cumpliendo así con los principios de justicia, equidad y recuperación de costes”.


Publicidad


Gracia ha señalado que la propuesta constituye un “nuevo paso” en el compromiso de la Diputación de Huesca a la hora de impulsar acciones dirigidas a “dar respuesta” a las demandas planteadas por zonas de montaña que soportan instalaciones de generación de energía hidroeléctrica.

Según las fuentes citadas, los portavoces de los cuatro grupos políticos de la corporación han expresado su apoyo a esta iniciativa en apoyo de los municipios afectados y de entidades que los representan como la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA).

Destacan estas fuentes que en las cinco cuencas que conforman el territorio pirenaico en la provincia de Huesca se construyeron entre 1912 y 1973 un conjunto de centrales y de presas a su servicio que generan entre 1.300 y 2.200 gigavatios al año, más del 5 por ciento de la producción total hidroeléctrica del país.