Miércoles, 18 de Julio de 2018

La Red SSPA -Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa- está comenzando a trabajar en Soria en un informe sobre una fiscalidad diferenciada para favorecer el progreso de los territorios despoblados. En especial, las provincias de Soria, Cuenca y Teruel.

Distintos representantes de las patronales FOES, CEOE-CEPYME Cuenca y CEOE Teruel, en el marco de la Red SSPA, se reunieron ayer con representantes de los Grupos de Acción Local de estas mismas provincias, junto a profesorado de la Universidad de Valladolid en el Campus de Soria, así como con profesionales expertos en fiscalidad y en el mundo rural.


Publicidad


La Red SSPA subraya en un comunicado que el proceso de despoblación de sus territorios se puede revertir con medidas eficaces, entre las que considera fundamental proponer un tratamiento fiscal diferenciado, tanto para las empresas que operan en el territorio como para las personas que vivan en él.

Este modelo debe servir además para facilitar la atracción de inversión, de trabajadores y profesionales a estos territorios, que por sus características lo tienen más complicado.

El estudio tratará de determinar qué medidas concretas de diferenciación tributaria positiva son posibles para estas zonas, analizando también el tratamiento fiscal que ha sido aplicado en otros países de nuestro entorno.

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely Populated Areas, SSPA), nace fruto de la unión de organizaciones empresariales de Soria, Cuenca y Teruel.

El objetivo de esta red es formar un grupo de trabajo para luchar contra la despoblación y sus consecuencias en Soria, Cuenca y Teruel, las tres provincias españolas que presentan los índices de población más bajos de toda España: menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.