Jueves, 20 de Septiembre de 2018

El presidente de Aragón y líder de los socialistas aragoneses, Javier Lambán, agradeció ayer “infinitamente” al grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza la “paciencia responsable” que ha demostrado a lo largo de toda la legislatura, tras el ‘golpe’ dado por ZEC cesando a los concejales de la oposición en las sociedades municipales.

Lambán, en declaraciones a los periodistas previas a la clausura del Congreso Provincial del PSOE de Zaragoza, recalcó que hace tiempo que se propuso no decir nada que contribuyera a estimular ninguna clase de conflicto institucional entre el Gobierno de Aragón y ningún ayuntamiento, pero expresó este agradecimiento y que “cada cual entienda como considere”.


Publicidad


Más allá de eso, el secretario general de los socialistas aragoneses rechazó añadir nada que signifique “echar más leña al fuego” y se limitó a remarcar que el partido, el grupo municipal y la ejecutiva provincial analizarán en su momento lo ocurrido estos días en la capital.

Sí que explicó que el PSOE “nunca” es partidario de mociones de censura y que apuesta por la estabilidad y por que las instituciones funcionen con la mayor normalidad posible, que es lo que “con mucho esfuerzo” ha intentado hacer el Grupo Municipal Socialista y lo que está seguro de que seguirá haciendo.

Lambán: “Que nadie espere elementos de desestabilización o de poner en quiebra la imagen de la ciudad”

Por otro lado, Lambán negó que lo ocurrido en Zaragoza pueda afectar a las relaciones entre PSOE y Podemos en el ámbito autonómico cuando están a punto de aprobar los presupuestos de 2018.

Consideró que los trabajos de aprobación de las cuentas van “por buen camino” y que no hay ningún elemento que amenace el resultado satisfactorio de estos trabajos, además de que siempre ha apostado por que la relación entre los grupos de la izquierda en las Cortes de Aragón se hiciera “en términos de colaboración”.