Miércoles, 23 de Mayo de 2018

Los cuatro partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza -PP, PSOE, Ciudadanos y CHA- han acordado pedir un Pleno extraordinario y la reprobación del alcalde, Pedro Santisteve.

Después de que el Gobierno de ZEC modificara la composición de la oposición en las sociedades municipales dándoles un papel testimonial, lejos de su representación democrática. Será la primera vez en la historia que el alcalde de Zaragoza es reprobado por la oposición.


Publicidad


La reprobación de Santisteve será el primer punto de un orden del día que, no obstante, está abierto a más propuestas e iniciativas hasta el viernes, fecha que los grupos se han dado de plazo para estudiarlas e incluirlas en la convocatoria.

UNA REPROBACIÓN “EXCEPCIONAL”

Por el momento, tras la reunión mantenida, ninguno de los portavoces de la oposición ha hablado ni de moción de censura ni de rechazar los presupuestos de 2018, pendientes de aprobación definitiva el próximo 26 de febrero, aunque sí que han resaltado lo excepcional de la reprobación por ser una figura poco habitual pero proporcional a la actual situación política.

En esa línea se ha manifestado, por ejemplo, el portavoz del PP, Jorge Azcón, quien ha resaltado que “Zaragoza merece una respuesta acorde” y esta “no puede ser otra que la reprobación”.

Del mismo modo, ha explicado que las medidas que puedan proponer los grupos hasta el viernes, como la posible disolución de las sociedades municipales, es algo que “no es sencillo jurídicamente” y que, por tanto, no se cerrará hasta que haya una mayor certeza, ha indicado.

Ha reconocido que otras formaciones, como PSOE y, sobre todo, CHA, no pueden ir más allá, en referencia a la moción de censura o al voto negativo en la aprobación definitiva de los presupuestos de 2018, pero ha valorado la figura de la reprobación, ya que en Zaragoza solo se ha aplicado en algunas ocasiones a concejales y tampoco es habitual en los alcaldes de las grandes ciudades de España.

“El alcalde tiene que pensar qué es lo que hace cuando hay una amplísima mayoría política que cree que es un absoluto desastre hasta el punto en que merece la reprobación”, ha añadido Azcón.

“MUY GRAVE”

Por su parte, el portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, ha reiterado que los grupos de la oposición se sienten igualmente “agraviados” por el “oscurantismo” y la “falta de control democrático” en la institución y que por ello hacen uso de la figura de la reprobación, a pesar de que “no es algo usual, por lo menos en el Ayuntamiento de Zaragoza”.

Ha reconocido que es “muy grave”, pero ha insistido en que esta figura es “proporcional” a la situación política que vive actualmente el Consistorio y que, además, viene fundamentada por la actitud del propio Santisteve en las últimas horas, en las que no sólo no ha reconducido la situación, sino que “de modo contumaz” ha anunciado que va a seguir adelante.

“El papel de alcalde no lo ha asumido ni uno de los días que lleva usando ese despacho”, ha concluido, en referencia a Santisteve.

Desde Ciudadanos, Sara Fernández, ha calificado también la reprobación del alcalde como una medida política “excepcional”, pero tan excepcional como aquello que la motiva: la decisión “unilateral” del equipo de gobierno de ZEC de eliminar el porcentaje plenario en la participación en las sociedades municipales.

Ha subrayado también que se seguirán planteando más iniciativas para devolver la “normalidad democrática” a una institución que “siempre la ha tenido”. Así, harán “todo aquello” que esté en su mano y que, “desde luego, no afecte a los intereses de los zaragozanos y de la ciudad”.

Por último el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha justificado la reprobación en la “pantomima” de la Junta de Portavoces celebrada ayer y la ha extendido a todo el Gobierno de ZEC.

Asensio ha exigido que se restituya la normalidad democrática en todas las sociedades municipales, que se garantice el control de la oposición, pero ha apuntado que están barajando “distintos escenarios” para que ello no suponga la paralización del Ayuntamiento ni de estas empresas públicas