Martes, 17 de Julio de 2018

El presidente de CHA, José Luis Soro, defendió ayer que la Ley de Capitalidad “no obliga a expulsar a la oposición de los consejos de administración” de las sociedades municipales y acusó a Zaragoza en Común de utilizar la norma como “excusa” para tomar una decisión “antidemocrática”.

Lo anunció ayer al concluir la reunión de la ejecutiva del partido con el Consello de Redolada de Zaragoza, en la que se ratificó el apoyo unánime a la decisión del grupo municipal de CHA de “romper las relaciones y las negociaciones” con ZEC.

Para Soro, la decisión de ZEC de reducir la representación del resto de grupos a la “mínima expresión” va en contra de una “tradición democrática del Ayuntamiento” de la ciudad.


Publicidad


Por esa razón, a partir de ahora, CHA tomará las decisiones políticas que afecten a la ciudad de Zaragoza “asunto por asunto”, dejando atrás cualquier “estrategia común” con el equipo de gobierno municipal.

NO HABRÁ MOCIÓN DE CENSURA

Sin embargo, el presidente de CHA confirmó que la formación no va a participar en ninguna moción de censura contra el alcalde Pedro Santisteve porque nunca va a permitir que “gobierne la derecha en Zaragoza”.

De la misma forma, también votará a favor de las cuentas municipales de 2018, que se encuentran en la fase de tramitación, “por responsabilidad” con los zaragozanos “que no merecen estar sin presupuestos”.

Por otro lado, Soro se defendió de las acusaciones de ZEC por criticar este cambio en la composición de los consejos de administración de las sociedades municipales pero aceptar que las regionales no tengan representación de la oposición.

En ese sentido, alegó que, a diferencia de la política municipal, en el “ámbito autonómico rige la separación de los poderes legislativo y ejecutivo“, que está representada en las Cortes y en el Gobierno de Aragón.

“El pleno del Ayuntamiento es también un órgano de administración y gobierno, por eso es razonable mantener una representación proporcional en el seno de las sociedades“, ha añadido.

Por su parte, el portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, aseguró que les “ha dolido” tomar esta decisión, pero que no van a convertirse en “cómplices” de un partido que está “copiando la vieja política“.

“Toda la confianza que más de 80.000 zaragozanos depositaron en ZEC se ha quedado en agua de borrajas”, añadió Asensio que rebautizó a Zaragoza en Común como “Zaragoza en Soledad” tras quedarse sin apoyos en el Consistorio.