Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Una de las decisiones más importantes en la educación de su hijo es la elección de un centro educativo. Y siempre despierta reflexiones, dudas y conversaciones cuando se aproxima el periodo de admisión. Las opciones son variadas y es importante pararse a conocerlas antes de tomar una decisión.

Publicidad

A continuación le proponemos unas preguntas para ayudarle en esa reflexión:

1. ¿Qué tipo de educación quiero para mi hijo? Lo primero es tener claro qué es lo que busco en un centro educativo. Habrá que pensar a medio y largo plazo. Pregúntese qué es para usted una buena educación y un buen colegio. ¿Cómo se imagina a su hijo de adulto? No se trata de ser médico, bombero o abogado, piense. ¿En qué tipo de persona le gustaría que se convirtiese? ¿Qué competencias tendrá? Es muy importante el compromiso real del centro por una formación personalizada e integral del alumno: a nivel intelectual (aprender a aprender, a pensar y expresarse, a hacer), ético (trabajo en valores como la responsabilidad, respeto, tolerancia…), nivel emocional (sensibilidad, motivación, afectividad, belleza…) y con sentido de trascendencia (conocimiento interior, aprender a ser).

La clave: Márquese una meta.

2. ¿Realmente puedo elegir centro? La elección es suya, no de otros, no deje que elijan por usted. Hay distintos modelos de escuelas, públicas, privadas, concertadas, laicas, religiosas…favoreciendo la pluralidad, complementariedad y libertad que tenemos los ciudadanos. Si es un centro sostenido por fondos públicos tendrá que tener en cuenta la baremación que otorga la administración en relación a distintos aspectos como: la proximidad del domicilio, si existen hermanos en el centro, ser familia numerosa o existir alguna minusvalía. Esta información será publicada en la orden correspondiente.

La clave: No eligen por mi, yo elijo el colegio de mis hijos.

3. ¿Cuál es el proyecto educativo del centro? Conozca el proyecto educativo, con qué etapas educativas cuenta, su historia… No todos los colegios son iguales y en el proyecto es dónde puede ver las diferencias. Conocer cuáles son las características principales del mismo y ver si es coherente con la manera que quiere educar a su hijo. La educación es responsabilidad de los padres y el colegio es un aliado para ese fin. Vaya más allá de lo estrictamente académico, son los detalles los que marcan la diferencia. Descubra cuál es la didáctica que lo define: metodologías activas, que estimulen la exploración y la iniciativa, el gusto por pensar, aprender y participar, por aprender de los errores; trabajar en equipo, la atención a la diversidad, el bilingüismo, el uso de la tecnología, como se trabaja la convivencia, etc.

La clave: Un buen síntoma es que lo puedan explicar claramente y por escrito.

4. ¿Qué equipo está detrás de ese proyecto? Observe si existe calidez y calidad humana, si hay liderazgo y de qué tipo es. Si se percibe un equipo cohesionado que lleva adelante el proyecto. Intente conocer la estructura del centro y quién es quién en el mismo. ¿Existen equipos de trabajo, departamentos, etc? ¿Hay orientación? ¿Quién se responsabiliza de los distintos aspectos del colegio?

La clave: Todos a una.

5. ¿Con qué recursos se cuenta? Los espacios educan, busque más allá de un patio amplio, un polideportivo o una pizarra digital. Busque luz, un ambiente acogedor, limpio y seguro, bien cuidado, ambientes de trabajo diversificados, paredes con los materiales elaborados por los alumnos… ¿Hay biblioteca, laboratorios, sala de psicomotricidad…? ¿Qué producciones de los alumnos encuentra? ¿Qué materiales se ven en las aulas? Por muy bonitas que sean unas instalaciones, si no hay un proyecto consolidado, nada garantizará una educación de calidad.

La clave: Más allá del envoltorio 

6. ¿Cómo se adapta el colegio a la vida familiar? Es la hora de pensar en aspectos prácticos. Buscamos que nuestro hijo tenga calidad de vida y desarrolle su autonomía. El centro nunca va a poder cubrir todas las necesidades que tenga cada una de las familias, pero analice la proximidad al domicilio o su trabajo, el horario del mismo, los servicios de que disponen, las actividades extraescolares, si dispone de transporte, servicio de comedor, aula de madrugadores, etc. Es importante conocer si estos tiempos son también educativos, incluidos los recreos, si enriquecen los aprendizaje curriculares; qué tipo de comida se ofrece, la variedad y calidad de los productos, si hay cocina propia, etc. Recuerde que estos servicios no están incluidos en los centros sostenidos con fondos públicos, pregunte por las cuotas.

La clave: La oferta existente más allá de la enseñanza reglada.

7. ¿Cómo participan las familias? Valore los canales de comunicación entre centro y familia y las posibilidades de participación. Es fácil ver si un centro deja espacio para sus familias, podrá ver si colaboran en las actividades de clase, si existe una asociación de padres activa, si hay escuela de padres que faciliten formación y reflexión, si hay una plataforma que facilite la comunicación, etc.

La clave: Familia y escuela educando juntos. 

8. ¿Cómo recoger información? Conozca lo que pasa en el día a día del colegio, quiénes son las personas que hay detrás del proyecto, con que recursos cuentan, etc. Para ello investigue:

– Internet y las redes sociales. La primera aproximación puede hacerla visitando la página web y las redes sociales con las que cuente el colegio. Bucee y descubra las actividades de su día a día más allá del periodo de admisión.

– Pregunte a otras familias. Muchos padres han pasado por la misma situación que tú, pregúnteles. Elaborar una lista de referencias, pueden ayudarle a empezar en su búsqueda.

– Jornadas de puertas abiertas. Entérese cuando puede visitar el colegio y cuando lo haga, descubra su clima e intente dar respuesta a todas sus preguntas

– Entrevista personal. Si aún le quedan dudas, concierte una cita con la dirección del centro.

Recuerde, todo dependerá de lo que usted quiera para su hijo y que cada niño es un mundo. Por ello busque, mire con lupa los detalles, pero también con catalejo, compare y… consiga lo mejor.

Publicidad