Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El periódico independentista, El Punt Avui, relaciona la intención del Gobierno aragonés de reabrir la sala de exposición de los bienes de Sijena el 23 de febrero, con el golpe de Estado militar perpetrado por el teniente coronel Antonio Tejero el mismo día de 1981.

Los bienes de Sijena fueron recuperados por Aragón, y devueltos al Monasterio de Sijena (Huesca), tras el secuestro durante décadas por Cataluña, después de varias sentencias favorables al primero.

Durante el proceso de embalaje para su traslado a Sijena, en el Museo de Lérida, se produjeron altercados en los alrededores junto a una manifestación de varios centenares de independentistas que rechazaban el cumplimiento de las sentencias.


Publicidad


Según el citado periódico, la reapertura de la exposición de los bienes de Sijena en el monasterio oscense el 23 de febrero, denota la intención “oscura y maligna” del Gobierno de Aragón, e incluso, su intención de “humillar a los catalanes”

Las declaraciones en El Punt Avui relacionan la reapertura de la sala del monasterio de Sijena el 23 de febrero con la voluntad del Gobierno aragonés por vincularse al 23-F.

“El momento en que el presidente aragonés, Javier Lambán, decidió felicitar Navidad en el monasterio de Sijena junto a las obras que no hacía ni un mes la Guardia Civil se había llevado por la fuerza del Museo de Lleida, todo quedó muy más claro: y es que para los políticos de la comunidad vecina, el arte en conflicto sólo tiene sentido si sirve para humillar a los catalanes“, detalla.

“Ahora han dado un paso más, de nuevo sin caretas, y han anunciado que abrirán al público la exposición de estos bienes que tomaron de madrugada, ante un pueblo alzado, el 23 de febrero. Que los instigadores de este litigio se quieran asociar con el simbolismo del golpe de estado de 1981 no hace más que ratificar que su razón de ser es oscura y maligna. Al menos ahora ya no se esconden”, argumentan.