Viernes, 20 de Julio de 2018

Una sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza condena al Ayuntamiento, gobernado por Zaragoza en Común (ZEC), por una “decisión irregular, desprovista de todo tipo de formalidad legal, basada solo en la continuidad de las trabajadoras en la prestación del servicio”, en relación a las trabajadoras del servicio telefónico del 010.

La nueva relación laboral existente entre las trabajadoras y el Ayuntamiento, consideradas como trabajadoras indefinidas no fijas, nace de una decisión del Gobierno de Zaragoza, amparada por la concejalía de Servicios Públicos de Alberto Cubero.

La condena al Ayuntamiento de Zaragoza por la decisión tomada por el gobierno no preocupa al edil de ZEC Alberto Cubero. Éste, en rueda de prensa, ha considerado como “victoria de la clase obrera” la sentencia judicial.


Publicidad


Según Cubero, la sentencia “avala la tramitación del servicio para prestarlo desde lo público”. Y por ello muestra su “alegría” por la decisión judicial que certifica la razón mantenida, tanto por el gobierno como por las trabajadoras, que muestra “el ejemplo de resistencia” ante la patronal que “ha esclavizado a las trabajadoras”.

ESPALDARAZO

La sentencia, celebrada con alegría en el seno de ZEC, es para el edil Cubero un “espaldarazo a la remunicipalización de servicios“, e incide que el juez con esta sentencia “defiende la posibilidad de revertir algunos servicios hacia lo público”. Un objetivo marcado por ZEC durante esta legislatura.

Dos años y medio de zancadillas por la intención de municipalizar“, consideraba Alberto Cubero durante la rueda de prensa en el Ayuntamiento. A su vez, apuesta por seguir “con mayor energía” explorando las vías administrativas -y políticas- para municipalizar los servicios públicos de Zaragoza.

Sin embargo, a preguntas de los periodistas, no ha concretado si la decisión de municipalizar podría ser a través de las sociedades municipales, donde ahora la oposición ejerce un papel testimonial tras la decisión de ZEC que minimiza su control político.