Jueves, 19 de Julio de 2018

El fallecimiento del dibujante de prensa escrita, el genial Forges (Antonio Fraguas de Pablo), ha despertado los recuerdos de todos aquellos que lo conocían, disfrutaban de su trabajo o le acompañaban en vida.

Y Forges le tenía un cariño -especial- a la ciudad de Huesca. El dibujante disfrutaba de la capital oscense al ser invitado, en varias ocasiones, al Congreso Digital de Periodismo de Huesca.

E incluso creó el premio Blasillo -símbolo de la España rura- con el fin de fomentar la creación e ingenio periodístico en el citado Congreso. Y desde el Ayuntamiento de Huesca, por el especial cariño que tenía el dibujante a la ciudad, le ‘regaló’ una escultura en una rotonda.

La escultura, localizada en la plaza de Santa Clara, fue realizada por César Pueyo.