Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

El Partido Popular en las Cortes de Aragón planteará una iniciativa parlamentaria para instar la declaración del lobo de origen italiano, que ha provocado diversos ataques a ovejas en la comarca de los Monegros, como “especie exótica invasora” como paso previo para sacar a este animal de dicha zona.

Así lo ha manifestado hoy en rueda de prensa el portavoz parlamentario de Desarrollo Rural del PP en Aragón, Ramón Celma, en respuesta a la “alarma” suscitada en la comarca afectada por la presencia de un ejemplar de una subespecie itinerante de lobo italiano.

Celma, que se ha desplazado a Sariñena para ofrecer la rueda informativa, ha insistido en la voluntad de su partido de “sacar” al lobo de la comarca de Monegros, incidiendo en la necesidad de adoptar decisiones políticas al respecto.


Publicidad


Según ha explicado, “desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, lejos de buscar soluciones, han impulsado soluciones basadas en la convivencia del lobo con la ganadería tradicional”.

Ramón Celma, Judith Budios y Miguel Ángel Navarro, durante la rueda de prensa / PP

Una convivencia, que ha tachado de “artificial” la presidenta de la junta local del PP en Sariñena, Judith Budios, para quien la iniciativa del Gobierno autonómico genera “incertidumbre y peligro”.

“Lo que hay que hacer es expulsar al lobo de los Monegros”, ha resaltado la responsable local de los populares en la capital monegrina.

Los populares se amparan en una normativa legal que denomina especie exótica invasora a “aquélla que se introduce en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que se percibe como un agente de cambio o amenaza para la diversidad biológica nativa”.

Destacan, además, que el mismo texto legal, obliga a las administraciones públicas competentes a prohibir la introducción de estas especies cuando sean “capaces” de competir con las especies autóctonas.

La proposición no de ley del PP insta al Gobierno aragonés a estudiar la declaración de los especímenes de lobo detectados en la Comunidad como “especie exótica invasora”, y urgen a sus responsables a adoptar medidas para su control.

“No se trata de cazarlo -ha subrayado Celma-, sino de devolverlo a su hábitat natural”.