Martes, 25 de Septiembre de 2018

Pedro I ‘el Reprobado’, así podría pasar a los anales de la historia de Zaragoza nuestro actual alcalde.

Podrían incluso ponerlo en una placa al lado de su futuro retrato en el Salón de Recepciones de la casa consistorial, en caso de que lo haya, claro.

Si hace casi tres años cuando entró, pensaba que a lo mejor podía rechazar expresamente que le hicieran un retrato, después de sus últimas decisiones antidemocráticas igual exige directamente una estatua o un busto, algo de corte más dictatorial, acorde a sus nueva forma de gobierno.

Supongo que Pedro Santisteve aspiraba a escribir su nombre en las crónicas de nuestra histórica ciudad por otros hechos.

“Después de sus últimas decisiones antidemocráticas igual exige directamente una estatua o un busto, algo de corte más dictatorial”

La realidad, sin embargo, es que la primera decisión de su gobierno con tal relevancia ha sido la de eliminar de un plumazo las representaciones proporcionales a los resultados de las elecciones de 2015 de los grupos municipales de la oposición en los consejos de administración de las sociedades municipales.

Y sustituyendo a esos consejeros por otros concejales de Zaragoza en Común o por consejeros afines a su causa, rompiendo así un acuerdo de todos los portavoces de inicio de corporación.

“¿Para qué intentar sacar los asuntos adelante dialogando con los partidos de la oposición cuando puedo echarlos de los consejos y poner a otros que voten que sí a todo lo que yo propongo?”, debió pensar el alcalde.


Publicidad


El gobierno de ZEC, con su alcalde a la cabeza, se ha fabricado mayorías artificiales, por decreto, a la fuerza, porque fueron incapaces de conseguirlas ni en las urnas con el voto de los zaragozanos ni en los consejos de administración con el diálogo con los partidos de la oposición.

Argumentan que se han visto obligados porque bloqueamos las decisiones, pero deberían recordar que tienen 9 de 31 concejales, que son una minoría aunque tengan ademanes de mayoría absoluta, y entender que pensar diferente y votar diferente a ZEC no es bloqueo, es democracia.

“El gobierno de ZEC, con su alcalde a la cabeza, se ha fabricado mayorías artificiales, por decreto, a la fuerza”

Y ante esta ruptura unilateral de acuerdos, ante esta afrenta a la democracia sin precedentes en la historia de nuestra ciudad, los cuatro grupos de la oposición hemos superado nuestras diferencias ideológicas y programáticas para unirnos en un frente común.

Para adoptar también decisiones históricas, para reprobar al alcalde y su gobierno, para acordar iniciativas que nos permitan devolver la normalidad democrática al consistorio.

Porque nosotros no reblaremos hasta que las sociedades municipales vuelvan a tener la representación proporcional de los votos de los zaragozanos, a quienes representamos y nos debemos.