Martes, 19 de Junio de 2018

La empresa Aves Nobles y Derivados, que comercializa sus productos bajo la marca Casa Matachín, ha colocado hoy la primera piedra de su centro de operaciones, logístico y de distribución en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), que supondrá una inversión de 22 millones de euros.

Además de la inversión que se destinará durante la primera fase de este proyecto, está prevista una segunda fase puesto que la compañía tiene una opción de compra de la parcela contigua de 25.000 metros cuadrados.

Publicidad

Las obras, que comenzarán próximamente y concluirán aproximadamente en los inicios del segundo semestre de 2019, darán lugar a una superficie construida de más de 20.000 metros cuadrados sobre una superficie total de 50.000.

“El nuevo edificio que vamos a construir nos permitirá aprovechar el desarrollo tecnológico del sector agroalimentario de los últimos años, ser más eficientes y estar más preparados para dar un servicio completo a los clientes, así como mejorar también la logística con nuestros colaboradores y proveedores”, ha explicado David Botaya, director general de la compañía.

Por su parte, José Ramón Centelles, consejero delegado de Grupo Padesa, en el que Aves Nobles y Derivados está integrado desde 1997, ha agradecido la predisposición que el Gobierno de Aragón ha tenido con la compañía y ha manifestado su interés en la Comunidad.

Estamos y queremos seguir estando en Aragón. La tenacidad de la familia Botaya, su amor a la tierra, el esfuerzo y el trabajo en ejecutar bien las cosas, como se hacen en Casa Matachín, ha sido lo que les ha proporcionado la autoridad moral y profesional que ha hecho que la balanza se inclinase hacia esta maravillosa tierra, Aragón”, ha declarado Centelles.

Desde el Gobierno de Aragón, se estima esta inversión como “una apuesta importante para la Comunidad”, tanto por el montante como por el empleo directo de la propia industria y los generados indirectamente.

Actualmente, Aves Nobles y Derivados realiza toda la producción en sus infraestructuras de Mercazaragoza, donde continuará manteniendo su actividad.

Para ello, disponen de más de 9.000 metros cuadrados de zonas productivas y de varias líneas de fabricación de gran capacidad, que copian los movimientos de trabajo de los artesanos para elaborar sus más de 400 referencias.

La compañía aragonesa destina el 97 % de su producción al mercado nacional, bajo la marca comercial ‘Casa Matachín’ y desde el año 2014 se ha abierto al mercado internacional a través de la conserva de pollo en lata y su línea de congelados.

A día de hoy, están presentes en tres continentes y en más de 20 países bajo la marca ‘Nobles’.

El grupo empresarial Padesa está dedicado a productos de pavo y pollo, abarca todo el proceso productivo al disponer de granjas propias, transformación y distribución y está formado por diversas empresas ubicadas en todo el territorio nacional