Jueves, 14 de Junio de 2018

Un año más se puede apreciar durante estas semanas el fenómeno de asoleación sobre la Inmaculada de la Capilla de San Joaquín en la Catedral de Huesca.

Se produce durante estas fechas, previas al equinoccio de primavera, un hermoso fenómeno sobre la imagen de la Inmaculada que remata la reja de la capilla de San Joaquín en la Catedral de Huesca.

Un rayo de sol penetra por una de las ventanas de la cúpula de la capilla de San Joaquín e ilumina, como si de un gran foco se tratara, la talla de alabastro de la Inmaculada que remata la reja.


Publicidad


Entonces, el efecto ilumina la corona y nimbo de la virgen sacando destellos de las piedras y cristales con las que se adorna creando un sugerente espectáculo.

Y por ello, apuntan fuentes del cabildo de la Catedral, con este efecto “se hace visible las palabras bíblicas que manifiestan la virginidad y pureza de María“. Textualmente, según indican, en la biblia se cita: “como el rayo de sol atraviesa el vidrio sin mancharlo, ni romperlo”

El fenómeno de la asolación se puede contemplar entre las 12.00 y las 12.30 de la mañana siempre que el sol tenga fuerza suficiente para que el efecto se produzca. Y durante los próximos días, hasta la entrada en la primavera.

EL DISEÑO PRECISO PARA CONSEGUIR EL EFECTO

La capilla de San Joaquín fue reformada en 1665 en sofisticado estilo barroco. Su diseño y decoración fueron estudiados para conseguir un curioso y efectista juego de luces destinado a resaltar determinados aspectos de la misma.

Entre ellos, el llamado ‘dogma Inmaculista‘ con el que la ciudad de Huesca, y el cabildo de su Catedral, estaban comprometidos desde mediados del siglo XVII.

Con el fin de subrayar y visualizar la Concepción Inmaculada de María, unos días después de los equinoccios de primavera y de otoño, un rayo de sol atraviesa la imagen de la Virgen que remata la reja de la capilla.