Sabado, 22 de Septiembre de 2018

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha dado la razón a Italia y ha ordenado la nulidad de la marca aragonesa “La Mafia se sienta a la mesa” al considerar que es contraria al orden público porque alude a una organización criminal mundialmente conocida y contraria a los valores de la UE.

La empresa aragonesa ‘La Honorable Hermandad’ (más tarde La Mafia Franchises) registró esa marca en 2006 ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) e Italia solicitó en 2015 su nulidad y, ante la negativa de la EUIPO, el país transalpino recurrió ante la justicia europea en 2015.


Publicidad


El TGUE sentencia ahora que el elemento denominativo “la mafia” es dominante en la marca, y que este remite “mundialmente” a “una organización criminal que recurre, entre otras cosas, a la intimidación, a la violencia física y al asesinato a fin de ejercer sus actividades, que incluyen el tráfico ilegal de drogas y de armas, el blanqueo de dinero y la corrupción”.

“Esas actividades criminales vulneran los propios valores en los que está fundada la UE y, en particular, los valores de respeto de la dignidad humana y de la libertad, que son indivisibles y constituyen el patrimonio espiritual y moral de la Unión Europea”, indicó la corte en un comunicado.

Además, los magistrados del TGUE agregan que “habida cuenta de su dimensión transfronteriza, las actividades criminales de la Mafia representan una seria amenaza para la seguridad en el conjunto de la Unión”.

El Tribunal General “confirma de este modo que el elemento denominativo ‘la mafia’ evoca manifiestamente en el público pertinente el nombre de una organización criminal responsable de atentados particularmente graves contra el orden público”, añade la corte de Luxemburgo.

NO SE BUSCA PROVOCAR U OFENDER

Según los magistrados, la intención de La Mafia Franchises de registrar la marca “La Mafia se sienta a la mesa’ a fin de evocar la saga cinematográfica “El Padrino”, y no de provocar u ofender, carece de pertinencia para la percepción negativa de dicha marca por el público.

Y añaden que “la existencia de numerosos libros y películas que se refieren a la Mafia no altera en modo alguno la percepción de las fechorías cometidas por dicha organización”, indicó el Tribunal.

Los magistrados se refieren también al logotipo de la marca, que corresponde al nombre del restaurante en letras blancas sobre fondo negro junto a una rosa, y consideran que el conjunto “puede ofrecer una imagen globalmente positiva de la acción de la Mafia y banalizar la percepción de las actividades criminales de dicha organización”.

Por todo ello, el TGUE establece que la citada marca “puede provocar u ofender no sólo a las víctimas de dicha organización criminal y a sus familias, sino también a cualquier persona que, en el territorio de la Unión, se encuentre ante dicha marca y tenga umbrales medios de sensibilidad y tolerancia, razón por la que debe declararse su nulidad”.

Contra la decisión del Tribunal General de la UE puede interponerse recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE, limitado a las cuestiones de derecho, en un plazo de dos meses a partir de la notificación de la resolución.