Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Más allá de la imposición lingüística del Gobierno de Aragón, nace una nueva asociación cultural, ‘Amics del Chapurriau‘, para ir a contracorriente en la salvaguarda de una lengua propia de Aragón.

De esta manera se presenta este colectivo, con el objetivo de confrontar el “bulo” creado durante años que destierra la lengua propia del territorio aragonés en beneficio del catalán.

La asociación, que se presenta como apolítica, considera que el chapurriau es una lengua histórica -con siglos de historia- y que debe ser defendida con “pasión” ante aquellos que “llevan muchos años de ventaja, con mucha ayuda económica, para mantener un bulo con el que convencen al propio Gobierno de Aragón”.

La asociación se refiere a la aprobación del Gobierno de Javier Lambán (PSOE-CHA) de una medida -en 2016- que considera el catalán como lengua propia de Aragón. Y por tanto, no reconoce como lengua del territorio aragonés -concretamente de las comarcas orientales- el chapurriau.


Publicidad


“Nos quieren imponer como tenemos que hablar, mañana nos impondrán que tenemos que estudiar, y después ya nos dirán a quién tenemos que votar”, cuentan desde la asociación a este periódico. Por ello, para evitar la “imposición” lingüística consideran que deben dar un paso adelante.

“Ahora o nunca. Porque mañana será tarde ya que ellos avanzan muy deprisa con ayudas y subvenciones para machacar nuestra lengua“, explican.

El chapurriau, detallan desde la asociación, es una lengua cien por cien aragonesa que ha evolucionado durante siglos por muchas generaciones. Y esperan que mediante el nacimiento de esta asociación, se pueda declarar el chapurriau como patrimonio inmaterial de Aragón.

“Es una lengua con historia, tradición e importancia que muestra claras diferencias con el catalán”, declaran.

Desde la asociación ‘Amics del Chapurriau’ esperan el apoyo expreso de todos los aragoneses que se identifiquen con la lengua y cultura propia de Aragón. E invitan al acto de presentación el próximo día 24 de marzo en Valderrobres.