Lunes, 23 de Julio de 2018

La antigua cárcel del barrio zaragozano de Torrero está ‘okupada’ ilegalmente desde hace 7 años por un nutrido grupo de anarquistas.

Sin embargo, lejos de promover el desalojo de un edificio municipal donde viven -y conviven- ‘okupas’, el gobierno liderado por Pedro Santisteve (Zaragoza en Común) decidió financiar unas obras de mejora con un coste total de 283.575 euros.

El edificio público está ‘okupado’ por el centro social ‘Kike Mur‘, de corte anarquista y de extrema izquierda. Y conocido mediáticamente, hace pocos meses, por la estrecha relación de dicho colectivo con el presunto asesino del zaragozano Víctor Laínez, el anarquista Rodrigo Lanza.


Publicidad


Según el gobierno de ZEC, el gasto en el edificio municipal se debe a la obligación del Ayuntamiento de velar por la conservación de su patrimonio. No se plantea desde el gobierno de Santisteve el desalojo de la antigua cárcel “en ningún caso”.

Una de las actividades organizadas por el centro social ‘Kike Mur’ / H.A

De hecho, en el día de ayer el alcalde de Zaragoza respondió que “carecen de sentido” las críticas porque ZEC haya gastado dinero en mejoras de un centro ‘okupa’. Y en cuanto a la utilización del espacio al estar ‘okupado’ ilegalmente, evitó comprometerse a replantearse su uso.

En un informe de febrero de 2011, el último publicado, desde la Dirección de Servicios de Arquitectura del Ayuntamiento de Zaragoza se declaró que por motivos de seguridad es “inviable” la utilización del edificio.

Por entonces, el director de Servicios de Arquitectura (actualmente sigue siendo el mismo) corroboraba que sólo podría garantizarse la seguridad del edificio -por su lamentable estado- si se reconstruía “por completo” toda la estructura de éste.

EL DISFRUTE ANARQUISTA

En el día de ayer, el concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza Pedro Navarro exigió el desalojo de la antigua cárcel de Torrero ‘okupada’ por los anarquistas del ‘Kike Mur’. Y desde el PP exigirán “responsabilidades de otro tipo” a los funcionarios que hayan entrado y no hayan denunciado esta “situación de ilegalidad”.

Navarro, que criticó que ZEC haya gastado “283.000 euros de todos los zaragozanos” en este centro “para que lo disfruten okupas anarquistas”, entendió que la primera responsabilidad política es de Pedro Santisteve. Y reclamó, “de manera inmediata”, el desalojo del edificio municipal.

Uno de los conciertos en la antigua cárcel de Torrero / H.A

No obstante, apuntó también a los funcionarios: “si han entrado aquí trabajadores municipales y no han denunciado la situación de ilegalidad que hay dentro, estamos hablando de responsabilidades de otro tipo que, desde luego, nosotros vamos a exigir”.

Y sobre todo, porque según el edil popular ningún funcionario tiene las llaves del centro ‘okupa’. Por lo tanto, insistió en saber “de quién han obtenido colaboración y cómo ha conseguido el Gobierno de ZEC que los okupas les hayan dejado entrar“.

Por otro lado, también el centro social ‘Kike Mur’ es el centro de las críticas de las asociaciones de vecinos del barrio de Torrero. Hace pocas semanas, se celebró la fiesta ‘La okupa es de todos’ con talleres de costura, vermut, comida popular vegana, cuentacuentos y conciertos.

E incluso se terminó el acto con fuegos artificiales a altas horas de la madrugada.