Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 prevé una inversión del sector público estatal en Aragón de 407,13 millones de euros, lo que supone un 17,96 por ciento más que la ley aprobada por el Congreso para 2017, que estableció inversiones por 345,1 millones.

Según consta en el proyecto de ley de los presupuestos generales del Estado para este año, presentados ayer en el Congreso por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la inversión de los distintos departamentos del Gobierno imputable a Aragón asciende a 262,81 millones, a los que se suman los 139,98 del sector público empresarial y 1,04 del sector público administrativo.

Además, en el presupuesto del Ministerio de Presidencia y para las Administraciones Públicas se incluye una partida de treinta millones de euros para el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE).

Publicidad

IMPULSO DESDE FOMENTO

Las inversiones de Fomento y de Agricultura y Medio Ambiente y de las empresas públicas asociadas a estos departamentos concentran la mayor parte de la inversión.

En el primer caso, el ministerio invertirá directamente 171 millones de euros, que se suman a los 53,7 que invertirá el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, los 48,1 de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seittsa), o los 13,64 de Renfe-Operadora.

Los 48,1 millones de Seittsa se destinan a la A-23, (Sagunto-Frontera Francesa) en el tramo Caldearenas-Lanave, que se suman a los 8,72 millones que aporta directamente el ministerio a esta autovía, fundamentalmente en el tramo Arguís-Monrepós.

Los desdoblamientos de las carreteras N-II y N-232 corren distinta suerte en cuanto a la inversión consignada, ya que el primero cuenta con 3,23 millones para tres tramos diferentes y el segundo con 20,38 millones para el tramo Figueruelas-Mallén, al que se suma otro millón y medio para el tramo El Burgo-Fuentes de Ebro.

También se consignan 10,6 millones para la A-21 (Pamplona-Huesca- Lérida) en los tramos Jaca-Santa Cilia y Santa Cilia-Puente la Reina.

Fomento también prevé invertir 18,3 millones en reposición de infraestructuras, como el tramo Castellote-Ráfales de la N-232 (7,96 millones) o 4,7 en la variante de Calanda.

En cuanto al transporte ferroviario, Adif consigna 859.000 euros a la mejora y adaptación para el tráfico internacional de la línea Huesca-Canfranc y el ministerio otros 500.000 para la reapertura del túnel.

No aparecen partidas imputables a la comunidad para los estudios del corredor de alta velocidad Mediterráneo-Cantábrico pero el Adif presupuesta 41,4 millones para apartaderos y renovación de la vía en la línea Sagunto-Teruel.

En cuanto al Aeropuerto de Zaragoza, el proyecto de presupuestos prevé invertir 3,7 millones, 2,1 de ellos en la adecuación del área de movimiento de aeronaves.

YESA, 12 MILLONES MÁS

Las inversiones previstas por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente ascienden a 87,3 millones, que se suman a los 8,75 consignados por Aguas de las Cuencas de España (Acuaes).

Así, la primera fase de las obras de Biscarrués-Almudévar contará con 20 millones de euros y el recrecimiento del pantano de Yesa con otros 12,5. Para distintas obras sin especificar en la cuenca del Ebro se incluyen 31 millones de euros.

En Teruel, el recrecimiento de Santolea se presupuesta con 3,9 millones y se destinan otros 2,65 al abastecimiento de Zaragoza y la cuarta fase del corredor del Ebro y 1,18 a elevaciones del Ebro a los regadíos infradotados de la margen derecha en Fayón.

En cuanto a Cultura, las inversiones solo alcanzan a las murallas de Mirambel (106.000 euros) y los castillos de Jarque, Monreal de Ariza y Montearagón (243.000, 849.000 y 65.000 euros, respectivamente).

El Ministerio de Interior únicamente prevé una inversión de 484.000 euros par obras de la Dirección General de la Policía en Huesca y Zaragoza, y otros 400.000 para cuarteles de la Guardia Civil en Zaragoza.

Además, los presupuestos consignan, dentro de la sección 25 (Presidencia y Administraciones Públicas) otros treinta millones de euros de transferencias a la comunidad aragonesa para financiar los proyectos del Fondo de Inversiones de Teruel.