Sabado, 21 de Abril de 2018

El Ayuntamiento de Monzón (Huesca) vigilará las emisiones de ruidos procedentes del local en el que realiza de forma cotidiana su actividad la iglesia evangelista de la localidad con el fin de verificar si sus responsables cumplen con la normativa municipal en materia de ruidos y convivencia.

La iniciativa del municipio responde a una sugerencia remitida recientemente al consistorio por el Justicia de Aragón en la que se hace eco de las quejas de vecinos del entorno del local respecto a los “ruidos excesivos” que soportan diariamente debido al volumen de los micrófonos y de los instrumentos musicales.


Publicidad


Con carácter previo, el consistorio montisonense ha dado instrucciones a los responsables del centro religioso para que se insonorice el local y se adopten las medidas correctoras pertinentes, sin descartar la posibilidad de acordar el traslado de la actividad a otro emplazamiento.

De esta manera, el Ayuntamiento de Monzón asume en su integridad la sugerencia del Justicia de “hacer uso de los instrumentos legales de que dispone para solventar un problema de convivencia que puede repercutir en la salud de las personas, en tanto en cuanto, el ruido afecta al derecho al descanso y a la intimidad”