Lunes, 16 de Julio de 2018

El Ministerio de Fomento ha iniciado ya las obras para la construcción de un desvío provisional en el tramo de la N-330 en Monrepós afectado por un deslizamiento de ladera que se prevé abrir al tráfico en un plazo de 7 a 10 días.

Según informa este departamento ministerial, los técnicos y la empresa adjudicataria de los trabajos de la autovía que opera en la zona han optado por ejecutar el desvío por el este de la N-330, en la parte alta de la ladera de la montaña, dado que el deslizamiento se ha producido en la zona oeste, en la parte baja.

Los técnicos han ha verificado que el terreno natural del lado este no ha sufrido movimientos y es lo suficientemente estable y sólido para soportar un tráfico bidireccional.

Publicidad

Inmediatamente se ha comenzado la excavación de dicha ladera para acondicionar una plataforma de dos carriles de 3,25 metros, con arcenes de 0,50 metros que permitirán la circulación en doble sentido del tráfico, incluso de vehículos pesados, hasta la solución definitiva del deslizamiento.

UN PLAZO MÁXIMO DE DIEZ DÍAS

Se calcula que en el plazo de siete a diez días estará en servicio este desvío provisional, que tendrá unos 300 metros de longitud, siempre y cuando, como en estos momentos presentan las predicciones, no continúen las intensas lluvias que se han producido las últimas semanas.

La pronta puesta en servicio de este desvío permitirá reducir el tiempo de uso como vía alternativa la A-132, carretera que presenta unas características de trazado que no son aptas para una elevada intensidad de tráfico, como son varias travesías de población y algunos estrechamientos de su calzada que no permiten el cruce de dos vehículos pesados de forma simultánea en contradirección.

Paralelamente a la ejecución del desvío provisional en la N-330, continúan las labores de definición y proyecto de la solución definitiva de ejecución de la calzada de la futura autovía que atravesará el puerto de Monrepós.

En relación a este punto, durante la jornada de ayer comenzó la perforación de sondeos en la zona afectada para situar y definir el plano sobre el cual se ha producido el deslizamiento, ya que cualquier solución que se plantee deberá apoyarse en ese plano o por debajo de él, y será necesaria la retirada de todo el material que ha deslizado por encima de dicho plano.

Se calcula que los técnicos se puede tener definida en un plazo de quince días la solución técnica definitiva de reconstrucción de la calzada de autovía.

El plazo de ejecución de este tramo de autovía dependerá de la solución técnica finalmente adoptada, aunque la intención del Ministerio de Fomento es que se mantengan los plazos y no se retrase la fecha de puesta en servicio de la autovía A-23 en su tramo de la cara Norte del puerto de Monrepós, fijada, antes de que se produjera el deslizamiento, para finales de este año.

El deslizamiento producido tampoco afecta a la apertura de los últimos cuatro kilómetros de autovía de bajada del puerto hacia Jaca, prevista para finales de la actual primavera.