Domingo, 15 de Julio de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha señalado que estuvo pendiente de la crecida del Ebro durante su viaje de trabajo a Santiago de Chile.

La oposición criticó que se fuese a esta ciudad cuatro días antes del inicio del congreso del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (Cideu) pese al aviso de la llegada de la avenida a la capital aragonesa. Desde el gobierno de Zaragoza afirmaron que el alcalde se tomó “unos días de descanso”.

En declaraciones a los medios de comunicación este lunes en Zaragoza, señaló que en este viaje se han cumplido “los objetivos” planteados y se ha trabajado con la red de ciudades más importante de Iberoamérica.

Hemos establecido lazos muy importantes, aparte de con el alcalde de Santiago de Chile y con alcaldes de otras grandes ciudades, estamos contentos y satisfechos, hemos mejorado también la proyección de la ciudad”.


Publicidad


“No hay reproche que hacer, hay un trabajo muy bien hecho”.

En este punto, sobre la crecida del Ebro recalcó que después de la riada de 2015 los protocolos de atención se han mejorado “mucho“.

Así, relató que antes de marcharse de viaje habló con el jefe de Bomberos de Zaragoza y con los concejalesAdemás, desde Chile se entrevistó con los alcaldes de los barrios rurales “más afectados” que le destacaron el buen trabajo que se había hecho en materia de prevención.

Santisteve subrayó que “todo el Gobierno trabaja” y que “el alcalde puede estar trabajando fuera de la ciudad mientras los demás concejales atienden este caso de emergencia en el que, afortunadamente, los protocolos han funcionado”.