Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

La empresa se ha encargado del acristalamiento tanto de algunas zonas interiores como de la zona solárium del ‘Symphony of the Seas’, el nuevo buque de la flota de Royal Caribbean, y considerado el barco más grande del mundo.

Ariño Duglass se convierte en la primera compañía a nivel nacional en producir vidrios de aislamiento de cruceros.

La empresa se sumerge en el mercado de los cruceros de lujo, aumentando los sectores de negocio del vidrio especial y de altas prestaciones. Ariño Duglass alcanza así un nuevo hito, convirtiéndose en la primera empresa a nivel nacional en producir vidrios en el aislamiento de cruceros.


Publicidad


Ariño Duglass, con sede en La Puebla de Alfindén, no solo se han encargado del acristalamiento de algunas de las zonas interiores del ‘Symphony of the Seas’, sino que también se ha ocupado del acristalamiento de la zona del solárium, situado en la proa, formando una estructura tridimensional compuesta de vidrio trapezoidales y rectangulares, con una composición de vidrio laminado, templado HST.

Asimismo, en las instalaciones de la empresa se está trabajando ya en la producción de vidrio para un segundo barco de la Royal Caribbean.

Se trata de un material innovador en cuanto al acristalamiento de cruceros de lujo. Son vidrios para la zona de popa, diseñados para soportar las embestidas de olas gigantes y vientos huracanados, gracias a la utilización de intercalario de alta rigidez.

Una auténtica “ciudad flotante” / Royal Caribbean International

‘SYMPHONY OF THE SEAS’

Royal Caribbean International recibió a finales del mes de marzo en el astillero francés de Saint-Nazaire (STX) su nuevo barco ‘Symphony of the Seas’, el buque número 25 de la flota de Royal Caribbean y cuarto de la clase ‘Oasis’.

Se trata del nuevo crucero más grande del mundo por tonelaje bruto, que ha tardado 36 meses en ver la luz.

En él pueden viajar un total de 6.360 pasajeros y disfrutar de sus 362 metros de eslora, 72.5 metros de alto con 19 piscinas, pista de patinaje sobre hielo, un teatro para 1.380 personas o un simulador de surf.

Esta “ciudad flotante” tiene más de 66.000 m2 de zonas gastronómicas y de ocio, incluyendo una versión reducida del Central Park de Nueva York, con 12.000 especies de plantas.

Una de las novedades es una suite familiar de lujo, con un tobogán interior, un jacuzzi privado y una máquina de palomitas de maíz. El ‘Symphony of the Seas‘ tendrá su base en Barcelona para hacer itinerarios de siete noches por el Mediterráneo.