Domingo, 15 de Julio de 2018

La Audiencia Nacional ha denegado la nacionalidad a un inmigrante senegalés residente en Jaca (Huesca) tras constatar que desconocía cuestiones “básicas” de la política nacional así como de la cultura y gastronomía aragonesas.

La sala de lo contencioso de la Audiencia Nacional rechaza así el recurso interpuesto por el representante legal del inmigrante contra la decisión de la Dirección General del Registro de negarle la nacionalidad tras mantener un empleado una entrevista con él.

Según este tribunal, este inmigrante, residente en España desde 2001, avidenció desconocer el idioma español pero también datos referentes sobre el sistema político del país, sus costumbres o idiosincrasia.


Publicidad


Destaca, además, el desconocimiento del recurrente de la fecha de la festividad de Aragón, de la identidad de los dirigentes políticos de la Comunidad, de platos típicos de la región o de geografía de España.

Consideran los magistrados que el informe del empleado del registro tiene “mayor valor probatorio” que las alegaciones hechas por el recurrente respecto a su integración social que favorece el hecho de disponer de trabajo y tener pareja estable.

“Por mucho que alegue que desarrolla un trabajo que le permite tratar con el público -subrayan-, ello no puede relacionarse, precisamente, con su profesión como ayudante de cocina”.

Advierte el tribunal que la integración social no deriva exclusivamente del conocimiento del idioma sino de la “armonización” del régimen de vida del demandante de nacionalidad con los principios y valores de la sociedad de su entorno, así como de su arraigo.