Miércoles, 18 de Julio de 2018

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 22,6 millones de euros en el primer trimestre del año, un 40,2 % menos que en el mismo periodo de 2017 como consecuencia del impacto del segundo tramo del expediente de regulación de empleo (ERE) iniciado el año pasado, de 55,5 millones de euros.

Según ha informado hoy la entidad financiera, excluyendo el impacto asociado a esta medida el beneficio antes de impuestos habría ascendido a 90,4 millones de euros, un 81% más al registrado en el primer trimestre de 2017.

Publicidad

Ibercaja ha logrado ese beneficio en un contexto de tipos de interés en mínimos históricos y fuerte competencia en el sector, gracias a la continuidad del dinamismo de la actividad con clientes, tanto en recursos gestionados, que crecen el 3,1%, y su diversificación (el 46 % del total son ya fondos de inversión, fondos de pensiones y seguros de ahorro), como de la nueva financiación crediticia concedida, que ha repuntado el 9,7 %.

La dotación a provisiones en el trimestre ha descendido un 79 % respecto al mismo período de 2017 por la mejora de la coyuntura económica, la gestión activa de la inversión irregular que lleva a cabo la entidad y los niveles de cobertura disponibles gracias a las dotaciones efectuadas en ejercicios anteriores.

Hasta marzo la entidad ha firmado 1.319 millones de euros en nuevas operaciones crediticias (el 70 % del total, 928 millones, para pymes como segmento prioritario dentro del Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad), lo que supone un aumento del 9,7 % interanual.


Publicidad


Los recursos de clientes se han incrementado hasta 56.747 millones, un 3,1 % más interanual, impulsados por la actividad de gestión de activos y seguros de vida, cuyo saldo ha aumentado un 7,1 por ciento hasta 25.979 millones.

Los fondos de inversión experimentan un avance interanual del 12,4 % y se sitúan por encima de los 12.500 millones de euros, lo que equivale a una cuota de mercado del 4,7 %, mientras que el saldo de fondos de pensiones asciende a 6.297 millones, un 1,6 % más que en marzo de 2017, habiendo recibido Ibercaja Pensión por tercer año consecutivo el reconocimiento como “Mejor gestora nacional de pensiones” que otorgan Expansión y AllFunds.

La consolidación de la reactivación del mercado inmobiliario en España se refleja en el repunte de la financiación para nuevas promociones inmobiliarias, que progresa un 35% interanual en el primer trimestre del año, y en el incremento del 10 % en la formalización de nuevas hipotecas individuales para adquisición de vivienda.

El volumen de activos problemáticos (dudosos y adjudicados) ha descendido un 2,1 % respecto a diciembre de 2017, ubicándose ahora en 4.089 millones.

Frente al primer trimestre de 2017, la caída de los activos problemáticos se cifra en el 13,7 % interanual, o 651 millones, el saldo de riesgos dudosos ha disminuido un 2,5% (65 millones de euros) y la tasa de mora se ha reducido en 10 puntos básicos en el trimestre hasta el 7,6 %.


Publicidad


Tras la aplicación de la normativa IFRS9, el ratio de cobertura de la exposición problemática de la entidad alcanza el 52 %, un 49 % en el caso de los riesgos dudosos y un 56 % en los activos adjudicados.

El ratio de solvencia CET 1 (Fully Loaded) se ha elevado en 16 puntos básicos respecto al cierre de 2017 y ha alcanzado el 10,2 %, mientras que el coeficiente de solvencia CET 1 (Phase In) se ha situado en el 11,7 %.

El ratio de capital total (Phase In) asciende al 15,4 %, y mejora más de 150 puntos básicos en el trimestre gracias la emisión de 350 millones de euros en participaciones preferentes, capital de nivel 1 adicional (AT1).

Esta emisión, que Ibercaja completó a finales de marzo, avala la capacidad de acceso a los mercados mayoristas de la entidad.