Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Podemos lamenta el giro del PSOE en su política fiscal al pactar con Ciudadanos una reforma en Sucesiones en Aragón que, en su opinión, sólo beneficia a quienes más tienen, no a la clase media.

Y que pondría en riesgo las inversiones pactadas en los presupuestos de este año, según aseguran.

En una rueda de prensa, el líder de Podemos, Nacho Escartín, tachó de “política ficción” el anuncio de Ciudadanos, formación a la que acusó de iniciar la campaña a un año de las elecciones, porque sólo cuenta con 5 diputados en las Cortes, que sumaría 23 con los 18 del PSOE sobre un total de 67.

“No hay nada hoy que se haya aprobado que se pueda imponer a los aragoneses y que se pueda evaluar con rigor” respecto a una modificación de Sucesiones que va “en dirección contraria” a atender las demandas sociales.

Podemos es, de manera práctica, el principal sustento del Gobierno socialista aragonés. Es el segundo partido de la izquierda, apoyó el nombramiento de Javier Lambán como presidente, y ha dado el ‘sí’ cada año a los presupuestos autonómicos.


Publicidad


La decisión del PSOE, por tanto, a juicio de Escartín, puede “hacer saltar por los aires” la política de acuerdos presupuestarios que han de concretarse este año entre Podemos y el Gobierno de Aragón (PSOE-CHA).

LAMBÁN, “EN LOS BRAZOS DE CIUDADANOS”

Ese pacto, incidió, pone en riesgo ingresos por 40 millones de euros, que “son directamente recortes” que se tendrían que explicar y, en ese sentido, advirtió de que el presupuesto incluye diversas partidas en infraestructuras educativas y sanitarias, como los hospitales de Teruel y de Alcañiz, y algunas de ellas “pueden estar en riesgo”.

“Si Lambán se tira a los brazos de Ciudadanos no puede ser a costa de la progresividad de un impuesto que redistribuye la riqueza”, beneficiando únicamente al 3 por ciento de la sociedad aragonesa que paga el impuesto en detrimento del 97 por ciento restante, enfatizó Escartín.

Para este diputado, Ciudadanos “se ha quitado la careta”, como “claro recambio del PP“, y Lambán empieza a acercarse “con mucha claridad” al modelo del PP en Madrid de Cristina Cifuentes, quitando los impuestos a los “ricos” y dejando de ejecutar partidas educativas, advirtiendo, además, que para este acuerdo no contarán con el voto de los 14 diputado de Podemos.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Maru Díaz, ha insistido en que no sabe con quien se relaciona Ciudadanos porque las gerencias que plantea no afectan a la clase media, y lamento que el PSOE admita ahora una reducción de ingresos de 40 millones cuando dice que no hay 12 millones de euros para modificar el Impuesto de Contaminación de las Aguas que plantea su grupo.